El PSC de Reus apuesta por un pacto de izquerdas

Los socialistas no esconden que su objetivo es entrar en el gobierno municipal, mientras que Ara Reus apuesta por dar continuidad a la alianza de los últimos cuatro años

Montse Plana

Whatsapp
FOTO: Fabián Acidres

FOTO: Fabián Acidres

Junts per Reus tiene la mayoría, pero no la llave de la estabilidad  en el consistorio reusense. Esquerra Republicana y el PSC se han alzado detrás suyo con seis concejales cada uno, lo que deja múltiples escenarios abiertos.

Los republicanos desempeñarán un papel central, pero también cabe destacar los buenos resultados de los socialistas, que se quedan como tercera fuerza en el Ayuntamiento de Reus con el mismo número de concejales que ERC: seis. 

Desde el PSC consideran que «los comicios han dejado claro que en Reus hay una mayoría de izquierdas», subraya el líder Andreu Martín. Su propósito no lo esconde: quiere formar parte del gobierno. «Tenemos la legitimidad y lo hemos dicho en campaña y lo seguimos repitiendo», recordaba este lunes, justo un día después de una noche electoral que fue muy esperanzadora para los socialistas reusenses. 

Andreu Martín asegura no tener «problemas con las etiquetas», por lo que está abierto a negociar con todas las fuerzas, apostando por las izquierdas. «Si nos centramos en el ámbito local, coinciden muchas prioridades», dice el líder socialista, que también destaca que no tiene nada en contra de la CUP, aunque, en este caso, pone en duda que los cupaires quieran negociar con su partido.

Por parte de Ara Reus, su líder Dani Rubio lo tiene claro: «Nuestra preferencia es seguir con el mismo gobierno que ahora, al lado de JxReus y ERC». Aun así, Rubio no cierra las puertas a nada y, siendo consciente que su grupo es decisivo en el futuro consistorio, afirma que Ara Reus ofrecerá «estabilidad de gobierno».

El grupo ha salido reforzado de estos comicios, con un ligero aumento de votos (de 2.443 en 2015 a los actuales 2.793). Pero esto no ha sido suficiente para ganar el tercer concejal, «lo que nos deja con una victoria agridulce», asegura Rubio. No obstante, considera que han conseguido con «voto fiel».

En contraste con la voluntad ya inicial de pactar de PSC, ERC y Ara Reus, la CUP aún no tiene nada decidido. «Este lunes no hemos hablado con nadie. Necesitamos descansar después de una campaña intensa», subrayaba ayer la líder de la CUP de Reus, Marta Llorens. Será este martes que el grupo se reunirá en asamblea para hacer valoraciones «y hablar de forma abierta para saber qué quiere la gente de la CUP».

Temas

Comentarios

Lea También