Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El PSC de Reus denuncia que la deuda de la Generalitat alcanza ya los 56 millones

Los socialistas también critican que el Ayuntamiento paga a proveedores a 82 días. Piden a Pellicer que se 'plante'
Whatsapp
Imagen del pleno extraordinario de la semana pasada que aprobó los presupuestos de 2015.  Foto: A.Mariné/DT

Imagen del pleno extraordinario de la semana pasada que aprobó los presupuestos de 2015. Foto: A.Mariné/DT

El PSC denunció ayer que la deuda de la Generalitat de Catalunya con Reus no deja de crecer y se sitúa ya en los 56 millones de euros. Una cantidad que los socialistas cualifican de «inadmisible», sobre todo por el hecho de que, en sólo un año, ha aumentado un 53%. «La Generalitat está actuando con una grave irresponsabilidad y falta de lealtad institucional», manifestó el alcaldable y primer secretario del partido, Francesc Vallès, quien también reclamó al alcalde Carles Pellicer una solución urgente. «Hay momentos en que un alcalde debe plantarse y exigir a la Generalitat que pague lo que nos debe porque está afectando gravemente a la situación económica de la ciudad».

Según exponían los socialistas, la deuda de la Generalitat está provocando que el Ayuntamiento incumpla con el pago a proveedores que, en estos momentos, se situaría en los 82 días. Esto «coloca a Reus en la cola de los consistorios de las grandes ciudades del conjunto del país que pagan más tarde».

Además, también alertan de que si la cantidad adeudada continúa incrementado también lo hará el plazo de pago a proveedores, con lo que «la ciudad no podrá acogerse a los beneficios que, por ley, se derivan de este incumplimiento».

 

Servicios básicos afectados

Desde el PSC destacaron también que la deuda supone un 16% del presupuesto total del Ayuntamiento, por lo que suponen más de 500 euros por cada reusense. Además, Vallès destacó que el impago también afecta de forma directa al Hospital Sant Joan, a la construcción de centros educativos y a la prestación de servicios sociales.

«El alcalde Pellicer se pasa la mitad de la semana fuera de Reus, supuestamente ejerciendo en el Parlament su tarea de diputado, ya es hora que esta ausencia sirva de alguna cosa», finalizó el primer secretario del grupo municipal.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También