Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Palace se despide a lo grande

Unas 800 personas dejaron pequeña la sala principal del cine para ver la proyección del corto 'Marcianos de Marte'

Joan Morales

Whatsapp
La sala grande del Reus Palace llena hasta arriba para presenciar la proyección del corto ´Marcianos de Marte´, en la despedida del cine.  Foto: alfredo gonzález

La sala grande del Reus Palace llena hasta arriba para presenciar la proyección del corto ´Marcianos de Marte´, en la despedida del cine. Foto: alfredo gonzález

«Esto no se veía así desde que estrenaron Titanic ». Los propios espectadores que se dieron cita ayer tarde en el cine Reus Palace, para participar en el último acto de homenaje y despedida a este mítico cine de la ciudad, no salían de su asombro al ver la sala principal llena a reventar. Teniendo en cuenta que la capacidad de esta sala es de 600 butacas y que había muchísima gente de pie y sentada en el suelo, es más que probable que anoche se reuniesen en el Palace cerca de 800 personas.

El acto, organizado por el director de la Escola de Cinema de Reus, Daniel Villanueva, y por el periodista reusense, Josep Baiges, tenía que empezar a las ocho de la tarde, pero la enorme cola que había para entrar en el cine (a las siete de la tarde ya había gente en la calle) y la parada en el photocall que hacían casi todos los asistentes, provocó que la fiesta empezase un poco más tarde. Tanto Villanueva como Baiges no salían de su asombro al ver entrar a tanta gente en el Palace. Incluso el director del ECIR llegó a reconocerle a uno de los hermanos Zúñiga -propietarios del cine- que «yo pensaba que seríamos unas 200 personas».

La gente entraba ordenadamente y, después de hacerse una foto en el photocall -imágenes que se colgarán en el facebook Los últimos del Palace- se dirigían al bar. Como no podía ser de otra manera, los dueños del mítico cine aprovecharon el último día para liquidar todo el stock que tenían en el bar, de forma gratuita. Así, las palomitas, las bolsas de golosinas o los refrescos llenaban las manos de los últimos espectadores del Palace.

Cuando la sala principal estaba totalmente llena -con gente sentada en el suelo y de pie en los laterales y en el fondo- llegó el momento en el que Daniel Villanueva se encargó de distribuir a algunas personas entre los pocos asientos que quedaban libres. El propio director de la Escola de Cinema de Reus reconoció que era todo un honor proyectar su último corto Marcianos de Marte en el Reus Palace, «un cine que me marcó mucho, especialmente en las décadas de los 80 y de los 90». También intervino el historiador Isaac López, quien hizo una férrea defensa de los «cines urbanos, como elementos integradores de la sociedad». Además, definió el Reus Palace como «el último reducto cinematográfico» y también recordó que «fue el primer multicine de la provincia de Tarragona».

Después llegó el momento de la proyección de Marcianos de Marte , un corto que arrancó los aplausos del público, los últimos que retronaron en la sala grande del Palace. Una sala que, por cierto, también dedicó un gran aplauso a la familia Zúñiga, la saga que durante 39 años ha hecho posible el Reus Palace y que ayer prefirió estar en un segundo plano en el día de la despedida del cine de sus vidas.

n n n

Temas

  • REUS

Lea También