Reus Municipal

El Pla de Reactivació de Reus ya aplica el 80% de medidas

Se creó para paliar el golpe económico y social provocado por la pandemia de la Covid-19

J.SALVAT / M.PLANA / C . MARSIÑACH

Whatsapp
Ejemplo de edificio rehabilitado en la plaza Catalunya. FOTO: A. M.

Ejemplo de edificio rehabilitado en la plaza Catalunya. FOTO: A. M.

El pasado mes de mayo el Ayuntamiento de Reus anunciaba un Plan de Reactivación Econòmica y Social participado por los distintos partidos políticos con representación municipal además de actores económicos y sociales de la ciudad. Era uno de los primeros consistorios en ofrecer una herramienta para paliar los efectos de la pandemia de la Covid-19. Un plan que comportaría invertir 4,5 millones de euros para efectuar una cincuentena medidas focalizadas en la construcción, el comercio o el bienestar social. Más de medio año después, el Pla de Reactivació ya ha aplicado más del 80% de los puntos incluidos en el documento.

«El desarrollo del Plan avanza a buen ritmo», valora la vicealcaldesa, Noemí Llaurado, que explica que «los recursos que destinamos ya empiezan a llegar a las empresas, trabajadores y a la ciudadanía». Sin embargo, el inicio no fue fácil y tras un largo camino abanderando la lucha por los remanentes, y ante la poca agilidad de respuesta del gobierno estatal, el consistorio decidió reordenar su dinero y pedir dos expedientes de modificación de crédito del presupuesto municipal de 2020. Un cambio de inversiones que aseguró el financiamiento de la totalidad del plan y su ejecución.

Un documento «vivo

El documento ha ido modificando algunas medidas conforme la evolución de la. En esta característica se centra el alcalde de Reus, Carles Pellicer, que destaca que se trata de «un plan vivo que incluye propuestas formativas, generadoras de ocupación y de demanda que vamos adaptando según las necesidades planteadas». En esta línea, asegura «ante la situación compleja que estamos viviendo» el gobierno local «se continuará impulsando acciones de reactivación más allá de las que tenemos previstas». Ejemplo de ello ha sido prorrogar la exención de pago de la tasa de terraza o las nuevas líneas de ayuda para pymes y autónomos del sector cultural y educativo. «Hemos querido fijarnos en los que sufren de una forma más contundente la dificultad de continuar con el desarrollo regular de su actividad», señala el concejal de Empresa y Ocupació, Carles Prats.

Otro ejemplo serían los Bons Reus. El éxito de esta campaña comercial ha acabado ampliándose a las personas no empadronadas. Así, lo que sobre el documento inicial se figuró como un descuento a turistas y sorteo de estancias a la ciudad, se ha adaptado a las limitaciones de movilidad. La concejal de Promoció, Montserrat Caellas, explica al Diari que la previsión final es la de «generar un impacto de 2 millones» y revela que «muchas entidades, como la Conselleria d’Empresa i Coneixement, se han interesado por la campaña».

De la emergencia a la urgencia

En el ámbito social se han destinado 736.846€. La atención social ha incrementado un 82% y la concejal de Benestar, Montserrat Vilella, considera que el Pla «nos ha permitido dar respuesta a la primera oleada y pasar de la emergencia a la urgencia». Añade que, ante la segunda ola «estamos preparados para dar una respuesta más ágiles y eficientes».

Por su parte, la concejal de economía, Teresa Pallarés, destaca que el plan ha supuesto un estímulo al sector de la construcción y «a sectores económicos de futuro y con más valor añadido como son las TIC».

Familias. Plan de choque alimentario

Un voluntario en el comedor social en plena pandemia. FOTO: A.G.
  • Refuerzo del comedor social. Se ha reforzado el servicio que ya se prestaba anteriormente a la crisis provocada por la Covid-19 y se han sustituido las comidas presenciales por fiambreras. A modo de ejemplo, este pasado mes de octubre, el comedor social –gestionado por Cáritas Interparroquial– ofrecía 148 fiambreras para llevar. En octubre del año pasado, la cifra era de 74.
  • Cesta Covid. A raíz de la pandemia se ha empezado a repartir lo que se conoce como Cesta Covid: un lote con alimentos frescos y secos, como pez, leche, aceite, pasta o verduras. Para abastecerla, se han realizado compras semanales, con un importe que asciende a 12.000 euros de media. Paralelamente, se reforzaron cinco puntos de distribución de alimentos ya existentes y se abrió uno de nuevo en La Palma.
  • Tarjeta monedero. Complementa la Cesta Covid. Se trata de una ayuda de urgencia para poder completar la compra de los productos necesarios que faltan en los lotes de la Cesta Covid, como son los productos de higiene y limpieza, entre otros. En el punto álgido de emergencia, 256 familias se beneficiaron y actualmente hay unas 57.
  • Presupuesto: 150.000 €

Bienestar. Atención a los sintecho 

Alí es una de las personas sin techo de la ciudad. FOTO: A. Mariné
  • La pandemia ha agravado la situación de los más vulnerables. Las personas sin techo no tenían donde aislarse durante el confinamiento domiciliario, ni tampoco pueden cumplir con el toque de queda impuesto por la Generalitat. Desde el Ayuntamiento de Reus tienen contabilizadas 57 personas sin una vivienda digna y serían siete los ciudadanos que duermen en la calle. Durante estos meses, el consistorio ha reforzado el servicio de atención a las personas sin techo. Reus dispone de la Xarxa d’Atenció Integral a Persones Sense Sostre. A través de esta red se les ofrecen distintos recursos como alojamiento temporal o poder tener acceso al comedor social, entre otros. A mediados de noviembre había ocho personas alojadas en diferentes fondas y pensiones de la ciudad. En la primera oleada de Covid alojaron un total de 71 personas en distintas fondas y de media había unas 45.  Desde el 1 de junio, con el apoyo de la Generalitat se puso en marcha el proyecto ‘Atenció a les persones sense sostre post confinament’, que les permitió contratar a una persona más que se suma al equipo de atención primaria de la concejalía de Benestar Social para mejorar el servicio. 

Suministros. Pobreza energética

Familia de Reus. FOTO: A.G.
  • A las acciones que el Ayuntamiento de Reus ya realizaba para combatir la pobreza energética, con la pandemia de la Covid se han ampliado e impulsado distintas propuestas.
  • Adecuación de la convocatoria. La convocatoria de pobreza energética se ha adecuado a las nuevas necesidades. En este sentido, se ha aumentado el umbral de ingresos para poder llegar a más familias. A la vez, se ha ampliado el importe de salida de la convocatoria. En este caso, los plazos ya finalizaron el 31 de octubre. Las tramitaciones se realizaron a partir del 7 de agosto (de forma telemática) y a partir del 1 de septiembre en el caso de realizar la solicitud de forma presencial.
  • Presupuesto: 125.000 €
  • Complementación de las ayudas de urgencia para suministros básicos. Destinado a aquellas familias que no cumplen con los requisitos de la convocatoria, pero que su situación social se ha agravado y tienen un plan de trabajo establecido. Básicamente, se trataría de familias que no han podido afrontar el pago de las facturas por falta de liquidez.

Ayudas. Fomento de la ocupación

Imagen del polígono AgroReus. FOTO: Alfredo González
  • Generación de puestos de trabajo. Por un lado, se trabaja en la contratación de personas en el paro, una línea con u n importe de 200.000 euros. Se trata de programas cofinanciado por la Generalitat. Unos 30 trabajadores ya se han incorporado o están a punto de hacerlo gracias al seguimiento del Plan de Reactivació, la convocatoria del programa Treball i Formació del SOC y a ayudas de la Diputació de Tarragona. Por otro lado, también se realizan talleres de formación y reciclaje en economía circular (50.000 euros), un programa de transformación profesional.
  • Presupuesto: 250.000 €
  •  Líneas de subvención a pymes y autónomos.  El consistorio ha recibido 314 solicitudes para las ayudas a empresas cerradas por la Covid (300.000 €); en la línea de ayudas a empresas para inversiones en plan de contingencia (100.000 €) se han recibido 64 solicitudes;  y para empresas de reciente creación (60.000 €), 44 solicitudes pendientes de resolver. Falta cerrar la convocatoria de la línea de ayudas para el sector cultural, educativo y del ocio nocturno (100.000 €)
  • Presupuesto: 560.000 €

Inmuebles. Apoyo a la  construcción

Ejemplo de edificio rehabilitado en la plaza Catalunya. FOTO: A. M.
  • El Pla de Reactivació prevé dos líneas: rehabilitación de edificios para mejorar la accesibilidad y eficiencia energética (250.000 euros) y otra para la rehabilitación de viviendas para destinarlas a alquiler social (450.000 euros). En ambos casos, actualmente está abierta la convocatoria para que los interesados presenten solicitud.  El segundo programa impulsará la rehabilitación de viviendas desocupadas para incorporarlos a la Bolsa para la mediación del alquiler social de Reus. Los propietarios recibirían el 50% del importe de la rehabilitación, hasta un máximo de 10.000 euros. Por otro lado, la primera línea de ayudas propone la rehabilitación de los elementos comunes de los edificios, subvencionando obras de mejora de la eficiencia energética y eliminación de barreras arquitectónicas, incluida la instalación de ascensores. El plazo para las solicitudes es hasta el 14 de enero de 2021. El objetivo principal de estas acciones es paliar el incremento del paro a través del aumento del gasto público orientado al sector de la construcción. Además, las acciones van ligadas a las políticas de vivienda para que permitan incrementar el parque de vivienda de alquiler social de la ciudad y mejoren la Borsa d’Habitatge.
  • Presupuesto: 700.000 €

Emprendimiento. Incubadora TIC

Marc Ramos, uno de los emprendedores. FOTO: A. G.
  • El Ayuntamiento puso en marcha la Incubadora TIC Sensor junto con Redessa en las instalaciones del Tecnoparc  una nueva plataforma para apoyar a los emprendedores que puedan generar en un futuro puestos de trabajo en la ciudad.  A través de esta se asesorará en marketing, estrategia empresarial y financiamiento durante nueve meses a una quincena de emprendedores para hacer crecer sus proyectos y consolidarlos para generar empleo en la ciudad y en el territorio.  El 70% están en fase inicial mientras que el 30% están ya en fase de crecimiento o de consolidación. En cuanto a los perfiles,  la mayoría son jóvenes: un 75% son de entre 18 y 35 años.
  • Presupuesto: 30.000 €
  • En cuanto a la creación de nuevas Cooperativas, se está avanzando a niveles internos y habrá proyectos que verán la luz a finales de año o inicios de 2021.
  • Presupuesto: 50.000 €
  • Para la promoción y ocupación de solares vacíos, se la logrado una subvención de la Generalitat para la redacción del plan y dinamización de los espacios. Se iniciarán acciones en 2021.
  • Presupuesto: 74.000 €

Economía. Reducción de las cargas fiscales

Un restaurante de Reus cerrando la persiana en octubre. FOTO: A. G.
  • Exención de la licencia de ocupación de vía pública de terrazas. 
  • Presupuesto: 40.500 €
  • Exención de la tasa de marchantes.
  • Presupuesto: 63.695 €
  • Tanto las empresas del sector de la restauración como los mercados ambulantes no tienen que pagar la tasa de ocupación de vía pública hasta finales de este año. Inicialmente, las medidas eran hasta el 30 de junio de 2020, después se ampliaron tres meses, hasta septiembre, y la última actualización, exime el pago desde el 1 de octubre es hasta el 31 de diciembre. Además, también se exime de abonar la tasa de recogida de basura al sector de la restauración y a los centros de estética salas de juego y establecimientos recreativos, durante el mismo periodo. El objetivo de este conjunto de medidas fiscales es el de ayudar a algunos de los sectores más afectados por la pandemia del coronavirus. Según el consistorio, las primeras medidas y la ampliación comportan un ahorro para los contribuyentes de al menos 1.185.000 euros.

Comercio. Campaña Bons Reus

En la plaza Prim hay un punto de información de Bons Reus. FOTO: A.M.
  • La novedosa campaña comercial Bons Reus encara ya su tercera fase, en la que los beneficios para comprar en el comercio local se amplían también entre los no empadronados en la capital del Baix Camp. Cabe recordar que la ciudadanía, para poder disfrutar de los descuentos, primeramente tienen que descargarse los bonos. La primera fase se puso en marcha en septiembre con un total de 80.000 vales (inversión de 400.000 euros) de los cuales se utilizaron 41.052. Cada bono generó una media de 24,93€ de compra y se logró un total de compras efectuadas con bonos de 1.023.326.64 €. Tras el éxito de la campaña, a principios de este mes arrancó una segunda fase (hasta el 1 de diciembre) con los bonos no descargados, poniendo en circulación 38.948 bonos, ya agotados . Los Bonos turísticos previstos en el plan se replantearon  como Bons Reus de acceso a no empadronados, con la puesta en circulación 12.000 nuevos bonos (7.000 ya descargados) y representando una inyección de 60.000 euros más.
  • Presupuesto: 460.000 €

Temas

Comentarios

Lea También