Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Comercio

El Raval de Santa Anna de Reus será peatonal durante esta Navidad

El Ayuntamiento estudia aplicar la prueba piloto y ya ha mantenido reuniones con los comerciantes. División de opiniones entre los dueños de las tiendas sobre su implantación

Salvat Jordina

Whatsapp
El Raval de Santa Anna de Reus será peatonal durante esta Navidad

El Raval de Santa Anna de Reus será peatonal durante esta Navidad

Cerrar el tráfico en el Raval de Santa Anna, desde la plaza Catalunya hasta la plaza Prim, para que sea de uso peatonal durante la campaña de Navidad. Se trata de la prueba piloto que el Ayuntamiento de Reus está estudiando junto con los comerciantes de la zona y que tendría intención de implantar en los próximos días. Según explican los propietarios de las tiendas, ya han mantenido varios contactos con el consistorio, que les habría comunicado su intención de cerrar el arrabal para potenciar el comercio. Aseguran que los planes pasarían por prohibir el paso de los vehículos los viernes y sábados durante la campaña navideña. Por su parte, fuentes municipales confirman que están trabajando en esta dirección pero que la decisión final todavía no se ha tomado.

Aunque muchos comerciantes están a favor de que la zona sea de uso exclusivo para los peatones, ninguno de ellos pone la mano en el fuego de que llegue a mejorar la afluencia de compradores en sus negocios.

En este limbo entre el sí y el no se encuentra David Pujol, de la tienda de informática BeepBox. «Está muy bien que sea peatonal pero no lo veo muy claro. Primero, en tiendas como la mía vendemos productos que se recogen en coche, y eso nos penalizaría. Faltan reclamos comerciales que llamen a la gente», explica Pujol, al que también le preocupan los atascos que pueda generar el hecho de cortar el acceso de los vehículos en el arrabal. Pero le da un margen de duda: «Cortémoslo y veamos. La gente en navidades sale más a pasear. Cerrarlo para siempre no lo veo muy claro».

En este último punto contrasta con la opinión de Jordi Guash, de la tienda Panys i Claus. Él considera que la arrabal debería ser siempre peatonal. «Si hacemos la zona más cómoda, hará que la gente pasee tranquilamente y eso ayudará al comercio. Estoy seguro de que la prueba irá bien», añade. Guasch también considera que es el comercio el que se tiene que adaptar al ciudadano y no a la inversa. «Hay que regirse por las necesidades urbanas, no por las comerciales. Ya hace tiempo que es muy difícil llegar hasta aquí en coche», finaliza.

La tienda de ropa Santi-per Dona también considera que sería un acierto probar la iniciativa, pero pone en entre dicho la vitalidad que pueda llegar a tener la calle. «Creo que se quedará muy vacío, las aceras son muy anchas y la calle muy grande. Esto no invitará a pasear», valora Josep Maria Moix, gerente de la tienda. Por lo que propone incentivar el ciudadano a pasear por la zona con una señalización especial: «Podríamos pintar el asfalto de un color que indique que es peatonal. La propuesta puede mejorar el comercio, pero no será un proceso fácil».

Problema de aparcamiento

Uno de los más escépticos con la propuesta es Pere Dosaigües, de la tienda de electrodomésticos The Wax Reus. «Para mi es un grave error, las veces que se ha cortado la calle esto se ha convertido en un espacio muerto», advierte el comerciante, agregando que «ojalá me equivoque».

Dosaigües cogió el negocio en esta zona hace diez años porque había 14 plazas de carga y descarga disponibles. Con la reforma de la plaza de Catalunya y del entorno del arrabal, se han reducido hasta tres. «Si yo tuviera un bar también diría que si, pero para los comercios no lo veo claro. Si hubiera un parking disuasorio grande nos lo podríamos plantear, pero ahora a la gente le resulta muy difícil aparcar económicamente en el centro».

Hacer peatonal el arrabal significaría cortar uno de los accesos al centro de la ciudad y a varios de los parkings en los que estacionan varios vecinos. El parking Simonet es uno de los que se vería afectado. En este sentido, el gerente del parking señala que no está muy contento con la propuesta y considera que la alternativa no se ha calibrado suficientemente bien. Según apunta, el ayuntamiento tiene intención de habilitar el acceso al Simonet por la calle Amargura, por lo que los vehículos deberían subir por la calle del Doctor Robert y girar por la calle Selva del Camp.

Temas

Comentarios

Lea También