Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Seat Tarraco se vende mejor con vermut de Reus

La razón de su presencia en Reus era que los participantes en las diversas convocatorias del CLT Seat Tarraco –se han ido desarrollando consecutivamente en las últimas semanas–, finalizaban su estancia con un ágape de despedida en un entorno con encanto

Josep Cruset

Whatsapp
Imagen interior del nuevo SUV de Seat que se está fabricando en la ciudad de Wolfsburgo, en Alemania.  FOTO: DT

Imagen interior del nuevo SUV de Seat que se está fabricando en la ciudad de Wolfsburgo, en Alemania. FOTO: DT

En los últimos días, el centro de Reus ha asistido a un considerable trajín de autocares rotulados con el llamativo lema «CLT Seat Tarraco». Aparcaban unos minutos en la plaza de la Llibertat para cargar y descargar a cientos de pasajeros ataviados con una acreditación, que enfilaban por la calle Sant Vicenç. Allí, en el solar de la antigua Industrial Algodonera, reconvertida en aparcamiento y recientemente derribada , llamaba la atención un gran stand instalado a modo de consigna para guardar y dispensar equipajes, que muchos viandantes tomaban como un espacio dedicado a la exhibición y venta de maletas.

La explicación de tanto movimiento no era otro que la celebración del Central Launch Training (CLT) del Seat Tarraco, es decir, los cursos de formación de lanzamiento del nuevo SUV, el modelo que aspira a ser el próximo buque insignia de la marca. La firma automovilística ha convocado un ‘dealer event’ (convención de distribuidores) en PortAventura, con asistencia de miles de vendedores procedentes de las decenas de países en los que Seat comercializa sus vehículos.

La razón de su presencia en Reus era que los oarticipantes en las diversas convocatorias del CLT Seat Tarraco –se han ido desarrollando consecutivamente en las últimas semanas–, finalizaban su estancia con un ágape de despedida en un entorno con encanto. Y lugar el elegido ha sido el restaurante Vermuts Rofes. Así, los concesionarios y distribuidores de Seat por el mundo acababan la convención rodeados de las gigantescas tinajas de la antigua bodega en las que se elaboraban los vinos y vermuts Rofes. Una vez finalizado el convite, los asistentes podían recoger sus maletas y subirse al autobús con destino al aeropuerto de Barcelona.

No deja de ser curioso que el Seat Tarraco impulse su andadura comercial con una experiencia en torno al vermut de Reus.

Comentarios

Lea También