Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus EQUIPAMIENTOS

El Taller Baix Camp proyecta la ampliación de sus instalaciones, que quedó en 'standby' durante la crisis

Lleva años pendiente de esta actuación, con la voluntad de ponerse al día y poder dar respuesta a la demanda existente

M.J.

Whatsapp
La idea es ampliar dependencias y construir un nuevo edificio, pero más a largo plazo. Foto: Alfredo González

La idea es ampliar dependencias y construir un nuevo edificio, pero más a largo plazo. Foto: Alfredo González

 

El Taller Baix Camp quiere ampliar sus instalaciones e iniciar una nueva etapa. Es un proyecto que la dirección del centro –que centra su actividad en las persones con discapacidad intelectual adultas y sus familias– tiene en mente desde hace años. Una puesta al día, una renovación. Pero cuando estalló la crisis todo se complicó. Quedó en standby. Y ahora que la situación empieza a remontar, pretenden dar los pasos necesarios para seguir adelante con sus planes. Se trata de una ampliación de las dependencias actuales y la construcción de un nuevo edificio. «Recuperamos el proyecto que planteamos en su día y lo repensaremos para adaptarlo a la situación actual», explica el director general del Taller Baix Camp, Josep Ramon Nogués, aunque reconoce que es difícil realizar una previsión a corto plazo.

El Taller Baix Camp quiere ampliar sus instalaciones e iniciar una nueva etapa. Es un proyecto que la dirección del centro –que centra su actividad en las persones con discapacidad intelectual adultas y sus familias– tiene en mente desde hace años. Una puesta al día, una renovación. Pero cuando estalló la crisis todo se complicó. Quedó en standby. Y ahora que la situación empieza a remontar, pretenden dar los pasos necesarios para seguir adelante con sus planes. Se trata de una ampliación de las dependencias actuales y la construcción de un nuevo edificio. «Recuperamos el proyecto que planteamos en su día y lo repensaremos para adaptarlo a la situación actual», explica el director general del Taller Baix Camp, Josep Ramon Nogués, aunque reconoce que es difícil realizar una previsión a corto plazo.

Nogués explica que las instalaciones de su centro más grande ya les quedan un poco obsoletas. Y sobre todo le preocupa el hecho de que haya personas que no pueden tener acceso al servicio porque no tiene más capacidad. «Por todo esto, ahora mismo es más preocupante en el área asistencial que en la laboral», insiste.

 

El director general también remarca que esta ampliación, además, dependería de las plazas públicas que pueda sacar la administración, algo que lleva paralizado desde el año 2011. A nivel laboral, el Centre Especial de Treball tiene a 220 personas con discapacidad (160 de ellas intelectual); y a nivel asistencial da servicio, en este caso en el Centre Ocupacional, a 165 usuarios.

Pese a que se trate de un proyecto ambicioso, para poder llevar a cabo la inversión será necesario encontrar financiación externa. «La demanda está ahí. Algo haremos seguro. Pero falta tiempo para conocer exactamente la envergadura de la actuación», señala Josep Ramon Nogués.

Calificaciones urbanísticas

El pleno del Ayuntamiento de Reus acordó en septiembre la propuesta de modificación puntual de la revisión del Pla general d’Ordenació urbana referente a las calificaciones urbanísticas de las parcelas situades en la avenida de Falset 144 y la calle Prudenci Bertrana 36-38, dentro del sector D4 Mas Batlle. Lo solicitó la propia asociación.

Según apunta el anuncio publicado a principios de mes en el Butlletí Oficial de la Província de Tarragona (BOPT), el objetivo de la modificación es la mejora en la coherencia de la distribución actual de las superficies de este sector, «mediante la reubicación de parte del suelo destinado a sistema de equipamientos para posibilitar la concentración de este uso en una parcela de mayores dimensiones».

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También