Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Tribunal de Cuentas condena a Prat y exculpa a Pérez por el caso Innova

El exdirector general deberá pagar 900.120€ al Ayuntamiento por las facturas sin justificar abonadas a Manté y Batesteza

Francesc Gras

Whatsapp
El exdirector general de Innova, Josep Prat, esperando para entrar a declarar, en una imagen tomada desde el exterior de los juzgados. FOTO: PERE FERRÉ

El exdirector general de Innova, Josep Prat, esperando para entrar a declarar, en una imagen tomada desde el exterior de los juzgados. FOTO: PERE FERRÉ

El Tribunal de Cuentas (TdeC) condena al exdirector general de Innova, Josep Prat, a indemnizar al Ayuntamiento de Reus con 900.120€ por las facturas sin justificar que cobraron el arquitecto Jorge Batesteza y el ex director del CatSalut, Carles Manté, por tareas de asesoramiento en la construcción del nuevo Hospital Sant Joan. 

Así lo dictamina la magistrada del Departamento Segundo de la Sección de Enjuiciamiento del TdeC, Margarita Mariscal de Gante, en la sentencia a la que ha tenido acceso el Diari sobre la demanda interpuesta por el consistorio y Reus Serveis Municipals (antes Innova). El fallo, además, exculpa al exalcalde de Reus, Lluís Miquel Pérez, de cualquier responsabilidad y condena al Ayuntamiento reusense a pagar las costas procesales referentes a su procedimiento.  

El fallo de la sentencia es muy relevante dentro de la historia del caso Innova. Sobre todo porque podría tener trascendencia futura al sentar la primera condena sobre el núcleo central de la macrocausa. De hecho, la sentencia repasa de forma exhaustiva todo lo que concierne a las facturas que habrían sido cobradas de forma irregular. Lo que en el Juzgado de Instrucción número 3 de Reus son la pieza principal y la separada número 2. Y es que la propia Margarita Mariscal de Gante deja claro que utiliza tanto la documentación como el posicionamiento de las defensas del caso que dirime el juez Diego Álvarez de Juan por la vía penal. 

Las facturas de Manté

En lo que concierne a las facturas cobradas por Manté –que ascienden a 720.120€ (sin IVA)– resultan significativas las palabras de la magistrada cuando asegura que «no se ha presentado ningún documento o informe hecho por la empresa CCM Estratègies i Salut [...], lo que resulta significativo atendiendo el objeto del mismo consistente en funciones de consultoría estratégica». Además, expone que tanto el exdirector del CatSalut como Josep Prat declararon que sí se elaboró algún informe «sin precisar el contenido o momento en que se emitieron. Afirmaciones que no pueden tomarse en consideración ante la ausencia de la más mínima corroboración documental». El periodo durante el cual se estuvo facturando de 2007 hasta 2011 también se pone en entredicho.

El Ayuntamiento de Reus condenado a pagar las costas procesales al exalcalde Pérez

En lo que se refiere a Prat, su defensa argumenta que el pago de las facturas no habrían supuesto un menoscabo al erario público como consecuencia del aumento del concierto con el Sevei Català de la Salut. Unos argumentos que la magistrada rechaza. En este sentido, el exdirector general de Innova señaló de nuevo que la contratación de Manté «no fue directamente suya» y que vino marcada porque Manté había dejado sus responsabilidades en la Generalitat.

Pagos irregulares a Batesteza

En la demanda interpuesta por el Ayuntamiento de Reus – representado por el abogado Eusebi Campdepadrós– también se exigen responsabilidades contables a Jorge Batesteza. En su caso, la magistrada considera probado que el arquitecto cobró de forma correcta hasta el 2009 por los trabajos realizados como asesor en las obras de construcción del Hospital Sant Joan de Reus. 

Lo que ocurrió después fue que por el mismo trabajo cobró por parte de Innova y de Euroconsulting en una actuación de «negligencia grave» y que el juez Diego Álvarez de Juan describió como de «esquizofrenia contractual». Por este motivo, la sentencia afirma que Batesteza estuvo cobrando de forma irregular la mitad de los 320.000€ (sin IVA). En su caso, el propio Prat también manifestó que fue contratado sin ser él el responsable.    

Para terminar, es importante mencionar que este proceso, al igual que el resto de causas que dirime el Tribunal de Cuentas, se lleva a cabo por la vía administrativa y no penal. La vertiente sobre los presuntos delitos que puedan surgir de la macrocausa Innova los investiga el Tribunal de Instrucción número 3 de Reus.
 

Temas

Comentarios

Lea También