Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Tribunales

El acusado del crimen de Riudecanyes ya habría agredido antes a la víctima

El juicio contra el presunto homicida arrancó ayer y la fiscalía pide para él 25 años de cárcel. Los hechos ocurrieron en 2018

ACN

Whatsapp
El acusado en la primera sesión del juicio FOTO: ACN

El acusado en la primera sesión del juicio FOTO: ACN

Este lunes se celebró la primera sesión del juicio contra el acusado de haber matado un hombre en Riudecanyes el pasado mes de marzo de 2018. Un crimen que habría empezado porque la víctima, un hombre de 42 años, mantenía una relación sentimental con la ex pareja del presunto homicida.

En el juicio, realizado en la Audiencia de Tarragona, distintos testimonios apuntaron que el acusado ya había agredido a la víctima anteriormente. Así lo aseguraba la madre del hombre asesinado, quien relató que el presunto homicida ya había amenazado de muerte a su hijo con anterioridad. En este sentido, la pareja sentimental del hombre asesinado, explicó que la víctima y el acusado ya se habían peleado en otras ocasiones. Hecho que también expuso, por su parte, la exmujer de la víctima.

Por otra parte, la pareja sentimental de la víctima rebeló que después de romper con C.B, éste le pegó por la calle y le robó el teléfono móvil «por celos». Aún así, dijo que no denunció porqué la hermana del acusado de lo suplicó.

El escrito del fiscal en el que se relatan los hechos coincide con la versión dada de los principales testigos de esta jornada.

La víctima habría coincidido con C.B. en un bar. Este último entró en el establecimiento con el permiso de la camarera a pesar de tener prohibido su acceso por altercados previos. Posteriormente, se habrían ido juntos en el coche del acusado.

El cuerpo en el maletero

Según la camarera, habrían acordado que el homicida acompañaría a la víctima a su casa. El fiscal aseguró que ese trayecto terminó en la granja dónde C.B trabajaba, en Riudecanyes, donde le dio una «fuerte paliza» con la intención de matarlo. Posteriormente, habría puesto el cuerpo en el maletero para abandonarlo en una zona con olivos. Allí lo agredió de nuevo y lo asfixió para acabar definitivamente con la vida del hombre.

El juicio continuará hoy y mañana, días para la declaración de los Mossos d’Esquadra y los investigadores del caso. Este jueves se prevé que sea el turno del acusado.

Temas

Comentarios

Lea También