Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Sucesos

El atracador de la gasolinera de Lleida muerto en un tiroteo residía en Reus

Sumaba numerosos antecedentes policiales por robos violentos. Su compañero de atraco, también de Reus, ingresa en prisión

Joan Morales-ACN

Whatsapp
Mossos de investigació, haciendo fotos en el lugar de los hechos. Foto: Laura Cortés

Mossos de investigació, haciendo fotos en el lugar de los hechos. Foto: Laura Cortés

El presunto atracador de una gasolinera de Lleida, muerto el pasado domingo por la noche tras recibir tres impactos de bala de los Mossos d’Esquadra, residía en Reus y tenía 43 años de edad, según han confirmado al 'Diari' fuentes de la policía autonómica catalana. El ladrón, que murió después de una persecución policial, habría encañonado a los agentes con una pistola simulada. Fuentes próximas al caso han revelado que las dos armas que el hombre llevaba encima no eran reales, aunque se está investigando si habían sido manipuladas y se podía disparar con ellas.

Estas mismas fuentes han confirmado que la víctima habría recibido tres impactos de bala, al menos uno de ellos por la espalda, de uno de los dos policías que perseguían a los ladrones, que se sintió «amenazado» cuando el fugitivo les apuntó con el arma.

El atraco de la gasolinera se habría gestado en Reus ya que, además de que los dos presuntos atracadores eran de la capital del Baix Camp, la furgoneta con la que perpetraron el robo también había sido robada en Reus, tal y como han confirmado los Mossos d’Esquadra.

Por lo que respecta al presunto atracador detenido, el juzgado de Instrucción número 1 de Lleida decretó ayer prisión provisional comunicada y sin fianza. Está acusado de un delito de robo con violencia e intimidación. El juzgado ha abierto dos causas: una por el atraco y otra en relación a la muerte de su compañero, a pesar de que el detenido sólo está siendo investigado por el robo.

Según la abogada de la defensa, Maria Rosa Gol, el detenido negó en su declaración que llevase ningún arma. El acusado declaró que se encontró con el otro presunto ladrón, un amigo de la infancia, y que fue con él porque hacía años que no lo veía. También dijo que desconocía donde iban, que sólo llevaba un objeto de madera y que no llevaba ninguna pistola y que en el momento de los hechos iban bebidos.

Esta declaración contrasta con la versión de los Mossos d’Esquadra que explicaron que uno de ellos disparó al compañero del detenido porque lo estaba apuntando con un arma. Según los Mossos, tanto el detenido como el fallecido acumulan numerosos antecedentes policiales por robos violentos.

Temas

Comentarios

Lea También