Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El ayuntamiento multará a 8 bancos por tener 70 pisos desocupados

Las sanciones se aprobarán en la próxima Comissió d'Habitatge y pueden oscilar entre los 600 y los 100.000 euros

Joan Morales

Whatsapp
Fotografía de archivo de la puerta destrozada de un piso ocupado del barrio Gaudí, uno de los más afectados de Reus. Foto: Alfredo González/DT

Fotografía de archivo de la puerta destrozada de un piso ocupado del barrio Gaudí, uno de los más afectados de Reus. Foto: Alfredo González/DT

El Ayuntamiento de Reus empezará a multar en breve a ocho entidades bancarias que son propietarias de 70 viviendas desocupadas en la ciudad. El consistorio reusense, que en febrero del año pasado aprobó en el plenario municipal aplicar estas sanciones acogiéndose a la Llei del Dret a l’Habitatge, pone en marcha esta medida con el claro objetivo de «encontrar pisos para ponerlos en el mercado de forma rápida», explica al Diari el concejal de Urbanisme del Ayuntamiento de Reus, Marc Arza.

Después de que el consistorio aprobase hace ahora casi un año esta medida, se puso manos a la obra para acotar las viviendas de bancos que estaban vacías y en desuso. En un primer trabajo de campo, desde la Comissió d’Habitatge de Reus se detectaron casi 600 pisos (exactamente 591) que estaban deshabitados y eran de entidades bancarias.

El siguiente paso era saber cuántos de estos cumplían con los requisitos para poder ser aprovechados. Es decir, que estuviesen situados en el centro o en el ensanche de la ciudad, que fuesen de entre 70 y 90 metros cuadrados (los que más se necesitan para cubrir la demanda social existente entre familias con dos o tres hijos) y que estuviesen en buenas condiciones de habitabilidad.

Arza asegura que «fue entonces cuando la cifra inicial de 591 se quedó en 94 y se abrieron los expedientes correspondientes». Los bancos, después de recibir la notificación, pudieron presentar alegaciones y 11 de ellos demostraron que las viviendas estaban habitadas legalmente o que ya no eran de su propiedad, por lo que la cifra volvió a disminuir hasta los 83 pisos.

Fue en verano cuando el Ayuntamiento de Reus les dio seis meses de plazo para que se pusiesen las pilas, un tiempo que finalizó el pasado 31 de diciembre. En ese tiempo, algunos de los bancos mostraron una buena predisposición de solucionar el problema en 13 de los casos, por lo que la cifra final ha quedado reducida finalmente a 70 viviendas de ocho entidades bancarias.

Hasta tres sanciones

El concejal de Urbanisme explica que los expedientes que se han abierto a estos bancos «son declarativos, por lo que podemos sancionar hasta tres veces». En ese sentido, primero se impondrá una multa. Si en el plazo de tres meses el banco no ha cumplido y sigue con el piso deshabitado, volverá a imponer una segunda sanción, que se podrá repetirse en una tercera si sigue sin reaccionar.

Respecto a las cantidades económicas que se impondrán, Marc Arza explica que «en nuestro caso deben ser de un 20% de lo que sería un expediente de infracción, es decir entre 600 y 100.000 euros». La siguiente pregunta es obvia: ¿Qué criterios se aplicarán para imponer una cantidad u otra? El concejal asegura que «en verdad no existen unos criterios claros y entendemos que tendrán que ver con el valor del piso. No obstante, desde los servicios jurídicos del ayuntamiento nos recomiendan que para tener garantías de que si el banco presenta recurso no ganará es mejor que apliquemos una sanción que se quede en la franja baja. Nuestra voluntad es multar con unas cantidades razonables porque lo que queremos es que las viviendas se pongan en el mercado».

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También