Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El barrio Fortuny de Reus pide una zona infantil y mejor iluminación

Desde la Associació de Veïns del Barri Fortuny se quejan de falta de espacio para que los niños puedan jugar y de la falta de luz por la noche en algunas calles, creando una sensación de inseguridad

Joan Morales

Whatsapp
Los más pequeños cuentan con algunos elementos de juego en las glorietas del barrio. Foto: Alba Mariné

Los más pequeños cuentan con algunos elementos de juego en las glorietas del barrio. Foto: Alba Mariné

Algunas aceras del barrio, especialmente cerca de los árboles, se encuentran en mal estado. Foto: Alba Mariné

Algunas aceras del barrio, especialmente cerca de los árboles, se encuentran en mal estado. Foto: Alba Mariné

La calle Extremadura es una de las que, según los vecinos, tiene peor iluminación por la noche. Foto: Alba Mariné

La calle Extremadura es una de las que, según los vecinos, tiene peor iluminación por la noche. Foto: Alba Mariné

Corría el año 1957 cuando la Obra Sindical del Hogar levantaba los primeros bloques de pisos en el Barrio Fortuny de Reus. Fueron bendecidos el 28 de abril por el cardenal Benjamín Arriba y Castro y ese año se entregaron las primeras llaves.

A poco más de un mes para que se cumplan 60 años de su nacimiento, sus vecinos siguen manteniendo el orgullo de pertenencia a este histórico barrio de Reus y, a pesar del envejecimiento de la población -en paralelo con sus viviendas- y de la llegada de mucha inmigración hace ya unos cuantos años, sus habitantes siguen trabajando para no perder el ADN de barrio trabajador y comercial que siempre les ha caracterizado. A pesar de que reconocen que se vive bien, y de que no lo cambian por otra zona de Reus, desde la Associació de Veïns del Barri Fortuny puntualizan algunos aspectos de mejora.

Cori Balanyà, recién estrenada en el cargo de presidenta de esta asociación en sustitución de Daniel Marcos, explica al Diari que «nos gustaría que hubiese una zona infantil de juegos. Porque lo único que tenemos son algunos elementos repartidos por las glorietas. Además, en todas las glorietas, y también en la plaza Gabriel Ferrater, está prohibido jugar a la pelota. Queremos que nuestros hijos y nietos jueguen en la calle como hacíamos nosotros de pequeños».

Otro aspecto de mejora en el barrio Fortuny, según Balanyà, es «la falta de iluminación que hay en muchas calles. Esto provoca una especial sensación de inseguridad, sobre todo en invierno cuando anochece muy pronto y da miedo pasar por según que calles y glorietas, como por ejemplo la calle Extremadura».

Relacionado con la in seguridad ciudadana, Cori Balanyà también comenta que «hace un par de años había mucha más presencia de la Guàrdia Urbana, pero ahora ha bajado. Sí que vienen de vez en cuando y se dan una vuelta, pero queremos que tengan más presencia disuasoria.

La ocupación de pisos

La ocupación ilegal de pisos vacíos, y que en la mayoría de ocasiones son propiedad de los bancos, es uno de los problemas que arrastra el barrio Fortuny desde hace tiempo. De hecho, la Associació Veïnal d’Amics del Barri Fortuny (la otra asociación que hay en el barrio) ha contabilizado una cuarentena de viviendas ocupadas ilegalmente, con los consecuentes problemas de inseguridad y convivencia que originan muchos de estos ocupantes de los pisos. Desde la Associació de Veïns del Barri Fortuny consideran que una de las soluciones sería «fomentar el alquiler asequible, tanto para gente joven como para aquellas personas con pocos recursos económicos», comenta Balanyà. En relación con la vivienda, la presidenta vecinal también pide «una mayor implicación de las administraciones para ayudar a los vecinos a rehabilitar las fachadas de sus bloques, muchas de las cuales están en muy mal estado».

Cabe recordar que el pasado verano se iniciaron las inspecciones en algunas comunidades de vecinos para ver los defectos más importantes. Hasta ese momento se sumaron 13 comunidades vecinales a un plan de reforma que actualmente está parado y en el que los vecinos piden que se les ayude.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También