Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El barrio Immaculada de Reus celebra el traslado del transformador tras 9 años de quejas

La reubicación de una estación transformadora, actualmente instalada al lado de una casa, empezará en pocos días

Montse Plana

Whatsapp
El transformador eléctrico está adosado a una casa, entre la calle Immaculada y el paseo del Oliver.  FOTO: Alba Mariné

El transformador eléctrico está adosado a una casa, entre la calle Immaculada y el paseo del Oliver. FOTO: Alba Mariné

«¡Me acaban de alegrar el día! Lo último que sabía del traslado del transformador eléctrico que está pegado a mi casa era que estaba en licitación y que se habían presentado dos empresas para realizar el cambio de ubicación. Ahora, con los trabajos adjudicados, el fin ya está al caer». Así se mostraba ayer David Gaitán –vecino del barrio Immaculada que convive en su casa con un transformador de los años 50 y que le invade parte del jardín–, después de conocer que los trámites que permitirán hacer realidad una larga reivindicación, por fin, avanzan. 

Él es el principal afectado, pero todo el barrio pide, desde hace 9 años, el traslado de este elemento. El proyecto fue presentado en los presupuestos participativos del Ayuntamiento de Reus y obtuvo los suficientes votos. Ahora, las obras han sido adjudicadas a la empresa Elecnor SA, con un importe de 145.827,01 euros (IVA incluido) y un plazo de ejecución de tres meses, así que el traslado empezará en pocas semanas. En concreto, el actual transformador (ubicado entre las calles de la Immaculada y el paseo del Oliver) será derribado y se ubicará uno de nuevo a 30 metros, en la plaza Racó de l’Avi –donde hay un parque infantil–, que estará completamente ballado. 

«No me siento seguro... Es una construcción muy antigua y algo de radiación hay, porque, por ejemplo, si estoy con el portátil en una zona de la casa próxima al transformador, éste no funciona correctamente», explica David Gaitán. El cambio de ubicación de este elemento estaba previsto en el Pla de Barris, según recuerda la presidenta del barrio Immaculada, Esperanza Torrijos, «pero quedó paralizado y el traslado no se efectuó. Así que empezamos a quejarnos al Ayuntamiento, unas reivindicaciones que han sido constantes en los últimos años», recuerda.

Primeramente, se recogieron más de mil firmas entre los vecinos y se presentaron en la Oficina d’Atenció Ciutadana (OAC), «y después tuvimos la oportunidad de presentar nuestra propuesta en los presupuestos participativos, y así lo hicimos. La gente se ha implicado muchísimo», añade Gaitán. Explica que vive en esta casa desde 1997. «Me informé y vi que el Pla de Barris preveía la reubicación del transformador, así que no me importó. Pero los años han pasado y ésto sigue aquí», puntualiza.

El vecindario también celebra que el proyecto avance. «También cabe destacar que en este cruce se producen muchos accidentes porque el transformador dificulta la visibilidad», explica Alba, una vecina. «Es muy necesario. Siempre hemos apoyado esta reivindicación», añaden dos vecinas más del barrio.

Temas

Comentarios

Lea También