Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El barrio Sant Josep Obrer de Reus estará vigilado con 10 cámaras de seguridad

La Generalitat autoriza la instalación para poner fin a la elevada delincuencia de la zona. Podrían ponerse en marcha este mismo año

Francesc Gras

Whatsapp
El Ayuntamiento instalará cinco cámaras de videovigilancia a lo largo del paseo Mas Abelló. Foto: Alfredo González

El Ayuntamiento instalará cinco cámaras de videovigilancia a lo largo del paseo Mas Abelló. Foto: Alfredo González

El barrio Sant Josep Obrer estará vigilado con 10 cámaras de seguridad. Estarán instaladas de forma fija, principalmente, en las calles Mas Abelló y Mare de Déu de Puigcerver. Funcionarán las 24 horas los 365 días del año y serán responsabilidad de la Guàrdia Urbana.

Así se desprende de la resolución de la Generalitat a la que ha tenido acceso el Diari y que autoriza al Ayuntamiento de Reus a instalar las cámaras de videovigilancia en la vía pública. Y es que, finalmente, la Comissió de Control de Dispositius de Videovigilància de Catalunya ha dado vía libre a una petición que ya fue formulada públicamente por el alcalde, Carles Pellicer, hará varias semanas.

Llegados a este punto, su entrada en funcionamiento sólo depende de que el consistorio presupueste las obras e invierta la cantidad necesaria para la compra e instalación de las 10 cámaras de videovigilancia y del sistema informático que las conectaría con la comisaría de la Guàrdia Urbana. Así pues, no se descarta que su instalación llegue este mismo año.

La resolución favorable por parte de la Generalitat se produce tras un año de intenso trabajo por parte del Ayuntamiento y supone un hecho sin precedentes. No es ningún secreto que acabar, o reducir al máximo posible, la inseguridad ciudadana siempre ha sido una de las principales prioridades del alcalde Carles Pellicer. Y la fórmula piloto que ahora se pondrá en marcha en el barrio Sant Josep Obrer quiere, precisamente, prevenir y disuadir a los delincuentes de cometer actos delictivos en una de las zonas más calientes de la ciudad.

Sin ir más lejos, en los últimos años se han instruido más de 200 procedimientos en el barrio, y que han estado relacionados con posesión y tráfico de drogas, agresiones, tenencia de armas, atracos o delitos contra el patrimonio. Junto a la delincuencia no puede pasar por alto el elevado número de familias inmigrantes que residen en el barrio y que, en muchos casos, ocupan viviendas que presentan un lamentable estado de conservación ya que muchas de ellas fueron construidas, hace décadas, por los propios ciudadanos.

El consistorio acompañó la petición a la Generalitat con un detallado informe en el que se hacía eco de la preocupación de las asociaciones vecinales de la zona por el elevado índice de delincuencia registrado en los últimos tiempos. No hay que olvidar que junto al barrio Sant Josep Obrer también están Mas Abelló y Mas Pellicer.

Otro argumento de peso expuesto por el gobierno municipal sería la imposibilidad de garantizar una presencia policial constante en el sur de la ciudad y sin perder de vista, además, que se encuentran equipamientos clave como son el Hospital Sant Joan, la Universitat Rovira i Virgili o el Tecnoparc.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También