El barrio Sol i Vista de Reus trabaja en la creación de la primera comunidad energética

Se trata de una iniciativa ciudadana impulsada por el laboratorio de innovación social reusense Ciutat Sàvia CoLab para fomentar la energía verde y democratizar su consumo

Carmina Marsinach

Whatsapp
Placas solares en la escuela Joan Rebull de Reus. FOTO: ALBA MARINÉ

Placas solares en la escuela Joan Rebull de Reus. FOTO: ALBA MARINÉ

En Reus se está gestando la primera comunidad energética de la ciudad. Se quiere realizar una primera prueba piloto en el barrio Sol i Vista con el fin de democratizar el consumo y la energía verde de forma comunitaria a través de la instalación de placas solares en la zona. El principal objetivo de esta comunidad formada por diferentes agentes sociales será generar y compartir energía renovable para reducir costes en las facturas de los usuarios con precios justos e incentivar el uso de energía verde para luchar contra el cambio climático.

Se trata de una iniciativa impulsada por el laboratorio de innovación social Ciutat Sàvia CoLab junto con los vecinos del barrio Sol i Vista. «Desde el laboratorio queremos desarrollar proyectos donde las personas sean el centro de la ciudad y la sociedad en general», detalla Jordi Cartanyà, uno de los miembros de Ciutat Sàvia CoLab y también coordinador de la Plataforma Hidrogen Verd Catalunya Sud.

Precisamente el laboratorio de innovación social nació este 2020 en Reus, hace cinco meses, por iniciativa ciudadana de un grupo de personas y expertos que conocen los modelos de innovación social que se están llevando a cabo por toda Europa. El Congrés Internacional de Ciutats Integrals: Cocreant les ciutats del futur, ara!, celebrado en el marco de la Capital de la Cultura Catalana Reus 2017, fue la semilla de Ciutat Sàvia CoLab que por el momento está integrado por unas 12 personas.

El laboratorio aún no dispone de ningún tipo de financiamiento público ni privado, así como tampoco presupuesto para llevar a cabo sus proyectos, entre ellos el de las comunidades energéticas.

Ciutat Sàvia CoLab se centrará en cómo transformar las ciudades desde diferentes ámbitos, como el energético, alimentario o bien a nivel de cohesión social, entre otros.

Los impulsores del proyecto aún no han querido desvelar los detalles sobre el funcionamiento y la gestión de estas futuras comunidades energéticas. Por el momento, hay un acuerdo entre todos los agentes promotores y esperarán a darlo a conocer hasta tenerlo más avanzado. «Será la misma comunidad la que lo explique y la que decida cuándo y cómo (...) es una forma de empoderar a los ciudadanos», señaló Cartanyà.

Probablemente se acabará creando una entidad legal que tome las decisiones a través de distintos miembros de la comunidad y el laboratorio social será el encargado de aplicar la metodología social para que sea posible.

Desde Ciutat Sàvia CoLab están en conversaciones con el Ayuntamiento para presentarles el proyecto así como con la Cambra de Comerç de Reus y el institut Català d’Energia (ICAEN).

Los vecinos del barrio Sol i Vista recibieron el proyecto con entusiasmo y están decididos a formar parte de la creación de esta comunidad energética. La presidenta de la entidad vecinal, Ana Belén, asegura que el proyecto les gustó mucho porque «tiene una vertiente social y educativa, no es poner placas solares y ya está». Y considera que podría ser una alternativa para poner fin a la pobreza energética ya que habría la posibilidad de ofrecer esta energía verde de forma gratuita a las personas más vulnerables.

La Federació d’Associacions de Veïns de Reus (FAVR) también está abierta a acoger y trabajar en esta iniciativa en otros barrios.

Ciutat Sàvia CoLab forma parte del Col·laboratori Cat Sud, una nueva estructura regional que aglutina laboratorios del Camp de Tarragona y Terres de l’Ebre, que se presentó en junio para sumar sinergias e innovar conjuntamente. Este proyecto está impulsado por el Departament de Polítiques Digitals i Administració Pública y la Fundació i2Cat, con la implicación de la Diputació de Tarragona y la Universitat Rovira i Virgili (URV).

Energía verde en Bellissens

Por su parte, desde la URV celebran que se estén llevando a cabo iniciativas como la de la comunidad energética en Reus. La universidad también quiere fomentar la energía verde. Para ello está trabajando en instalar paneles solares en el parking del Campus Bellissens de Reus y que de la energía generada también se puedan beneficiar otros equipamientos y vecinos a un radio de 500 metros. Pero el proyecto también se encuentra en una fase embrionaria, detalla Francesc Díaz, vicerrector de Recerca i Planificació Científica de la URV.

Seis proyectos de instalaciones de placas solares

El Ayuntamiento de Reus ha sacado a concurso el contrato para la elaboración de los proyectos para la construcción de seis instalaciones solares fotovoltaicas en edificios municipales por un valor de 14.500,00 € sin IVA. Estos proyectos de energía solar fotovoltaica se ubicarán en las cubiertas de cinco escuelas de la ciudad Isabel Besora, Pi del Burgar, Vitxeta, Rubió i Ors y  Alberich i Casas.  La energía que producirán, con una potencia de hasta 15 kw, será aprovechada para cubrir parte del consumo eléctrico de los centros educativos. Otra instalación, de 30 kw de potencia, se ubicará en Polilleuger Municipal Ciutat de Reus y la energía generada se compartirá con el barrio Gaud

Temas

Comentarios

Lea También