El carril bici, el servicio peor valorado de Reus

Un millar de personas han participado en la encuesta del ‘Diari’ sobre las prestaciones de la ciudad. La nota global es de 4,10 sobre 10 a los servicios públicos del municipio

J. Salvat/M. Plana

Whatsapp
Una mujer circulando por el carril bici del paseo Prim. FOTO: Alfredo González

Una mujer circulando por el carril bici del paseo Prim. FOTO: Alfredo González

Dieciséis servicios públicos de Reus a examen y una media global de un 4,10 de nota. Este ha sido el resultado de la encuesta sobre la calidad de los principales aspectos municipales de la ciudad, que han sido suspendidos bajo el criterio de un millar de personas. Unos resultados obtenidos a través de una encuesta pública en la página web del Diari de Tarragona, que se mantuvo abierta durante 20 días, concretamente, del 14 de enero al 2 de febrero. Además, la encuesta ha tenido una repercusión de más de 10.000 visitantes en la página web del Diari.

Si se hace una perspectiva general de los resultados, cabe destacar que tan solo dos de los aspectos que se ponían en análisis ciudadano han aprobado. Sin embargo hay tres ámbitos que se sitúan a escasas milésimas del cinco y otros tres tienen una valoración por encima del cuatro. Por lo que seis de los servicios puestos a prueba están cerca de ser considerados suficientes por los reusenses. La otra mitad de servicios que se planteaban en el sondeo no llegan siquiera al 4 y son los ámbitos que reciben más consenso en la poca satisfacción ciudadana.

Las notas de cada uno de los servicios valorados en la encuesta del 'Diari'. FUENTE: DT

Este periódico ha intentado que el gobierno del Ayuntamiento de Reus ofreciera su opinión al respecto de los resultados del sondeo. Sin embargo, desde el consistorio no ha habido respuesta.

Las dos peores

Hay dos servicios que han sacado la peor puntuación, ambos relacionados con la vía urbana. Por un lado está el carril bici que, con un 43% de ceros y una media de 2,6, tiene la calificación más baja. De hecho, tan sólo 20 de cada 100 personas han considerado correcta la adecuación de la ciudad al uso de este medio de transporte ecológico. 

El Pla Especial de la Bicicleta, empezado en 2018, hizo su última actuación en marzo del año pasado, señalizando la calzada  del Tomb de Ravals, donde la vía es compartida con los coches. A día de hoy, en  muchas zonas, ya no se visualiza correctamente. Además, como ya se ha explicamos en otras ocasiones, los usuarios de la bicicleta denuncian que muchos de los carriles son inconexos y que la ciudad aún está a «años luz» de ser una ciudad adaptada a este vehículo. En este sentido, cabe recordar que el consistorio se adhirió el pasado diciembre a la Estratègia Catalana de la Bicicleta 2025, con el que adquiere un compromiso de elaborar, en un plazo de seis meses, un programa de actuación trienal para impulsar los objetivos del plan. 

Por otro lado, la limpieza de la calle es el aspecto que ha obtenido un mayor porcentaje de suspensos, con un 47%. Su 2,92 de puntuación global podría estar relacionado con un contrato de la limpieza estancado y denunciado tanto por parte de los trabajadores de la empresa encargada de ejercer los servicios como por los barrios de la periferia de la ciudad, muy críticos con este sistema.

Falta de aparcamiento y ruido

De los seis aspectos que han tenido la mayoría de valoraciones entre poco o nada satisfactorias destaca la facilidad de aparcar. Los reusenses han considerado, así, que en el municipio hay pocas plazas para dejar el coche. La separación entre el 10% que ha puntuado con un 10 y el 40% con un cero podría entenderse con la existencia de parkings subterráneos municipales con tarifas de 4 euros al día, cosa que para los del 40% no compensaría la falta de zona azul. Destaca también, la mala nota recibida en el área de asfalto y conservación de las calzadas. El consistorio municipal se gastó 350.000 euros en mejorar nueve viales distintos de la ciudad, entre ellas, la avenida Pere Cerimoniós y la Riera de Miró. Sin embargo, poco más del 30% de los votantes en la encuesta del Diari aprueban el asfalto de las vías de Reus. 

Entre los otros servicios que han recibido un acentuado suspenso hay la seguridad ciudadana (3,41), la recogida de basura (3,50), el control de ruido en el centro (3,81) y la cantidad y calidad del alumbrado público (3,81).  
El Modernismo, bandera de Reus

Hay cinco servicios públicos que tampoco llegan al aprobado, pero que lo rozan por milésimas. Sobre todo en el caso de la oferta cultural de Reus (4,98), el cuidado y conservación de edificios públicos (4,97) y de la calidad y puntualidad del transporte público (4,94). Son aspectos que han tenido una importante suma de votos satisfactorios con la calidad del servicio, superando el 50%, pero que también han recibidos muchos ceros.  

Por su parte, la oferta de ocio y diversión (4,5), el estado y cantidad de espacios verdes y parques infantiles (4,23) y los equipamientos deportivos y facilidades para practicar deportes (4,18) se quedan más alejados de llegar al mínimo exigido. Una de las variables que podría hacer cambiar las balanza de una de estas áreas es la construcción de una piscina municipal cubierta al lado del Pavelló Olímpic de Reus. Un proyecto que el Ayuntamiento persigue y que parece que podría estar listo en 2023.

La parte más positiva del test tienen que ver con el modernismo y la señalización e información horizontal. El estado del patrimonio cultural y modernista tiene la máxima nota, raspando un seis y con el 55% de calificaciones con un siete y un 15% con un diez. En el caso de la señalización horizontal, el 58% de los usuarios se ha mostrado muy o bastante satisfecho con el servicio.
 

Temas

Comentarios

Lea También