Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El centro de adultos Mas Pellicer logra al fin nuevas instalaciones

Es el edificio del viejo parvulario del colegio Marià Fortuny. El traslado acabará con la falta de espacio que padecían los alumnos

Silvia Fornós

Whatsapp
Exterior del edificio al que se trasladará la escuela de adultos de Mas Pellicer. Foto: ALFREDO GONZÁLEZ

Exterior del edificio al que se trasladará la escuela de adultos de Mas Pellicer. Foto: ALFREDO GONZÁLEZ

El Centre de Formació d’Adults Mas Pellicer estrenará este curso nuevas instalaciones. El equipamiento abandonará el edificio ubicado en el barrio Mas Pellicer para ocupar el antiguo parvulario de l’Escola Marià Fortuny, en el barrio Fortuny.

En los últimos años la dirección de la escuela de adultos había hecho pública la necesidad de cambiar de espacio, teniendo en cuenta que el hasta ahora edificio se había quedado pequeño. El director del CFA Mas Pellicer, Josep Allueva, explica que «todavía no hemos iniciado el traslado, porque se están ultimando las obras en el edificio del antiguo parvulario de l’Escola Marià Fortuny», y añade que «tras finalizar los trabajos habrá que limpiar el edificio, realizar la conexión a la red de comunicaciones y proceder al traslado definitivo».

En relación a la falta de espacio, desde el Departament d’Ensenyament de la Generalitat reconocen que «físicamente, los espacios de la antigua ubicación eran escasos y limitados, todo lo contrario que los nuevos». El Centre de Formació d’Adults Mas Pellicer se ubicará en un edificio independiente con acceso separado desde la calle, pero dentro del recinto de l’Escola Marià Fortuny. «Es una opción acordada y muy bien valorada por todos los agentes implicados y con el Ayuntamiento empezamos a trabajar desde el pasado diciembre».

Los estudios

El objetivo es iniciar el curso el próximo 19 de septiembre en las nuevas instalaciones. «Estamos contentos de poder comenzar el curso en un nuevo edificio, ya que supondrá un importante cambio en relación al espacio actual», asegura Allueva. Habrá que esperar al inicio del curso para saber si el cambio también repercutirá en una mayor demanda de plazas. «La preinscripción realizada en junio fue similar a la de los cursos anteriores, pero al tener matrícula viva veremos si con el comienzo de las clases se incorporan más alumnos», asegura el director del CFA Mas Pellicer, quien añade que «con las nuevas instalaciones podremos ubicar más alumnos por clase, ya que hasta ahora sólo podíamos colocar unos 25, cuando en algunos cursos la ratio de estudiantes puede ser de 35 personas». El cambio de edificio no conllevará una ampliación de la plantilla de profesores. Cabe destacar que cada curso más de medio millar de personas se inscriben en la oferta formativa del centro educativo, que incluye desde el curso específico de acceso a los ciclos de grado medio hasta las pruebas de acceso a la universidad para mayores de 25 años, pasando por formación transversal como informática o idiomas, entre otros. Paralelamente, desde Ensenyament aseguran que «la nueva ubicación es una buena oportunidad para proponer una formación a las familias de los tres centros que están ubicados en esta zona». Se trata de l’Escola Marià Fortuny, l’Escola Puigcerver y l’Escola Sant Bernat Calbó. «Hasta ahora se había ofrecido algún curso de alfabetización y catalán y se creía conveniente ampliar y diversificar la formación de adultos con necesidades educativas significativas en la zona», apuntan desde Ensenyament y añaden que «esta oferta podrá ayudar a mejorar los procesos educativos de nuestros alumnos».

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También