Más de Reus

Reus Municipal

El cheque bebé, una biblioteca y el CAP Sant Pere, proyectos pendientes del mandato en Reus

Otros puntos relevantes recogidos en el PAM, como el concurso de ideas para el Vapor Vell o el CEPID 2, esperan avances. El gobierno prevé haber activado el 92% de acciones este 2021

MÓNICA PÉREZ

Whatsapp
El CAP Sant Pere lleva años esperando desdoblarse en una nueva ubicación, dentro del barri del Came. FOTO: ALBA MARINÉ

El CAP Sant Pere lleva años esperando desdoblarse en una nueva ubicación, dentro del barri del Came. FOTO: ALBA MARINÉ

A punto de cumplirse dos años desde que el Pla d’Acció Municipal (PAM) Reus 2019-2023 viese la luz, algunos proyectos de peso entre los que el documento incluía se encuentran, aún, pendientes de su puesta en marcha. El cheque bebé, el desdoblamiento del CAP Sant Pere con la construcción de un nuevo equipamiento en el barrio del Carme, el concurso de ideas para dar un nuevo uso al Vapor Vell o la compra de promociones de viviendas no finalizadas para ampliar la oferta social esperan el momento de materializarse. Tampoco han trascendido hasta la fecha progresos importantes respecto al dibujo de una nueva biblioteca pública para la zona noreste, el CEPID 2 o la configuración de una perrera comarcal. El gobierno cuenta todavía con dos años de margen para acabar de sacarlos adelante.

Fuentes municipales consultadas sobre el PAM destacan que «a 30 de junio, están iniciadas 469 acciones que suponen el 84% del total» y especifican que «se espera que a finales de este mismo 2021 ya estén en marcha el 92% de ellas». Subrayan, además, que «este no es un mandato cualquiera» y recuerdan que «ya hace casi un año y medio que convivimos con la pandemia, que condiciona nuestras vidas y la acción de todas las administraciones». «Es evidente que la pandemia ha ralentizado algunos proyectos del Ayuntamiento y también que ha habido que repriorizar, pero el grueso del PAM saldrá adelante», añaden. La evolución del Pla d’Acció Municipal puede seguirse al detalle a través de la web planificacio.reus.cat, pero la última actualización se hizo en noviembre de 2020.

En el conjunto de las que están por trasladarse al terreno, una de las ideas de las que menos se sabe es la de la nueva biblioteca pública. En mandatos anteriores, la ampliación de este servicio ya se llegó a plantear y se ubicaba en los bajos de los bloques previstos en La Hispania. Actualmente, este enclave parece haber quedado descartado pese a que la intervención urbanística sí ha echado a andar.

El presidente de la Federació d‘Associacions de Veïns de Reus (FAVR), Marcos Massó, valora que «una biblioteca nueva solamente puede parecernos bien» e indica que «no es únicamente para consultar libros, sino que se trata de un lugar donde la gente puede estudiar, pasar apuntes, leer la prensa... Un espacio de concentración y en el que se guarda un respeto necesario». «Las bibliotecas siempre hacen falta, son espacios de aprendizaje y que pueden acoger muchos tipos de actividad vinculada a la cultura», prosigue Massó, que dice que «cualquier cosa que se haga ligada a la cultura siempre es necesaria, independientemente de lo que sea, se ponga donde se ponga; hoy en día nos hace falta un poco más de esto».

Pero, sin duda, el proyecto más reclamado es el del desdoblamiento del CAP Sant Pere con la construcción de un nuevo centro de atención primaria en el barrio del Carme. Hace pocas semanas, en el transcurso del pleno sobre el estado de la ciudad, la vicealcaldesa de Reus, Noemí Llauradó, avanzó que las conversaciones en este aspecto progresan favorablemente, pero el desdoblamiento acumula unos cuantos años en espera.

El secretario general del sindicato USITAC, Josep Tutusaus, considera que «lo que está pasando ya es una tomadura de pelo, especialmente para los usuarios». «No es la primera vez que el desdoblamiento del CAP Sant Pere se ha utilizado como reclamo durante la campaña electoral y, en esta última ocasión, ya llevamos dos años sin ver nada», expresa, y asegura que «evidentemente, ya no nos creemos nada del actual gobierno». «Se dice que ha habido problemas por la Covid, y podríamos entenderlo si el traslado del CMQ no se hubiese hecho en plena pandemia; sin embargo, el CAP Sant Pere sigue allí», precisa. En este contexto, «están dejando tiradas, como siempre, a las personas mayores, a todas las que no tienen movilidad...».

«Todo son promesas que se lanzan en un momento y de las que luego nadie se ocupa, pero el CAP es muy importante para Reus y no hay ningún partido político que hoy tenga ninguna intención de que esto sea una realidad», opina Tutusaus, que aventura que «se acabará el mandato, nadie habrá hecho nada y, en la próxima campaña, volverán a salir con la promesa del desdoblamiento». «Que no digan que no tienen el ‘sí’ de la Generalitat porque no es verdad», afirma el secretario del sindicato, y concluye que «es una vergüenza utilizar a la población y hacerle creer que acercarán el médico a su barrio». Por eso, «USITAC reclama que el desdoblamiento sea en este mandato porque así se prometió y ya es hora de que se pongan a hacer lo que supieron prometer en campaña, que hagan el favor ya».

En el ámbito económico, el segundo centro empresarial para la innovación y el desarrollo en el Tecnoparc, el CEPID 2, sería «un polo de atracción para nuevos negocios que vengan a instalarse en la ciudad», explica el presidente de la Associació de Polígons Industrials de Reus (APIR), Gerard Pagès, que sostiene que «en el municipio falta espacio para que lleguen empresas y todo lo que sea ampliarlo es positivo». «Estamos al 100% con el CEPID 2, aunque hace ya bastante tiempo que no sabemos sobre su evolución», añade.

El cheque bebé, anunciado en campaña, consistía en una ayuda vinculada a la obtención de productos en comercios locales, pero nada se ha vuelto a saber sobre él. Por otro lado, para el Vapor Vell se planteó la convocatoria de un concurso de ideas, bajo la intención de posicionar esta agrupación de naves, según recoge el PAM, como «una herramienta para el desarrollo del barrio del Carme». El presidente de la Associació de Veïns L’Harmonia del Carme, Josep Machado, reclama que el «el gobierno cuente mucho más con los vecinos cuando vaya a hacer alguna cosa» porque «queremos formar parte de los proyectos y tener voz». En cuanto a lo que los residentes en este ámbito quisieran que pasara en el Vapor Vell, Machado detalla que «el Consell Comarcal del Baix Camp está buscando una nueva sede y esta podría ser una opción» y también concreta que «otra cosa que nos gustaría mucho sería que se hiciera un hotel de entidades: cuando viene una agrupación a llevar a cabo algún acto cultural siempre tenemos problemas para alojar a las personas y para guardar todo su material».

Otra de las cuestiones más relevantes que afronta el gobierno es la de cumplir con los objetivos de creación de vivienda social. El PAM habla de comprar promociones inacabadas. En este sentido, la portavoz de la PAH en Reus, Sandra Casanovas, lamenta que «cuando se desahucia no hay alternativas» y la plataforma «exigimos que las viviendas que están en mal estado se restauren para usos sociales».

Temas

Comentarios

Lea También