Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El colegio General Prim estrena una zona de párking para padres

El espacio, de estacionamiento rotatorio, se estrena este lunes y estará en la calle Dr. Jaume Peyri Rocamora
Whatsapp
La zona de movilidad segura se ubicará en este lugar de la calle Dr. Jaume Peyri Rocamora. Foto: Pere Ferré

La zona de movilidad segura se ubicará en este lugar de la calle Dr. Jaume Peyri Rocamora. Foto: Pere Ferré

La Guàrdia Urbana pone en marcha este lunes 9 de marzo una nueva zona de movilidad segura en el colegio General Prim de Reus. Se trata de la zona de estacionamiento exclusivo para los padres y madres de los alumnos que el Ayuntamiento de Reus implanta en la ciudad, después de los buenos resultados obtenidos en los colegios de La Salle y Joan Rebull.

El Servei de Mobilitat i Circulació de la Guàrdia Urbana ha previsto una reordenación integral del tráfico de la calle Dr. Jaume Peyry Rocamora. Se ha habilitado la zona de aparcamiento exclusivo, con estacionamiento restringido de 7.30 a 9.15 y de 11.45 a 18 horas. La zona de estacionamiento limitado es de carácter rotativo y para su buen funcionamiento, una vez los alumnos han bajado del vehículo, los conductores tendrán que volver a circular para dejar parar a otro vehículo. La limitación de estacionamiento sólo se aplica en los horarios indicados. El resto de horas está permitido el estacionamiento para los vecinos y el resto de conductores.

La reordenación de la calle también ha consistido en definir una zona de seguridad para los alumnos delante de la puerta de la escuela, para aumentar la visibilidad en la zona del paso de peatones. Y, finalmente, se ha reordenado y pintado la zona de aparcamiento en batería de tipo invertido, donde los vehículos estacionan de cara en la calle, con lo que la reincorporación a la circulación es más segura.

Con estas medidas se pretende mejorar la seguridad viaria de toda la calle y, especialmente, de los alumnos de la Escola General Prim; y complementan las acciones de seguridad viaria que la Guàrdia Urbana lleva a los centros educativos.

Los agentes de la policía local realizan cada año casi 2.500 servicios de protección escolar en las entradas y salidas de los colegios de la ciudad. Los controles para una movilidad segura se suman a la formación en materia de educación viaria que ofrece la Guàrdia Urbana y que anualmente llega a unos 5.000 escolares y adultos.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También