Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Educación

El colegio francés potencia un modelo motivacional adaptado a cada alumno

El centro educativo pone en práctica la educación por valores, en la que se respeta el ritmo del estudiante y se trabaja su autoestima

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen del interior de una de las aulas del colegio francés internacional de Reus Marguerite Yourcenar, donde se trabaja por grupos

Imagen del interior de una de las aulas del colegio francés internacional de Reus Marguerite Yourcenar, donde se trabaja por grupos

Aumentar el atractivo del modelo de enseñanza francés es una lucha que mantiene vivo el espíritu de innovación del colegio francés internacional Marguerite Yourcenar. Desde el centro educativo exponen infinidad de beneficios. Y es que según explica la directora del colegio, Sylvie Carot, «el modelo francés ha demostrado ser una garantía para los estudiantes, partiendo de la base que se forma a jóvenes plurilingües y pluriculturales, con una gran capacidad de adaptación y comprensión del mundo y todas sus diferencias».

Desde el centro reusense, trabajan la lengua francesa como potenciadora del aprendizaje en varias lenguas. «Nos queremos situar como escuela francesa en el extranjero. Hemos desarrollado una oferta con una pedagogía a la francesa y una combinación de aprendizajes en distintos idiomas que beneficia a nuestros alumnos», dice Carot. Se trata de una apuesta de futuro. «Aquí los niños y niñas aprenden otro idioma con una lengua no materna. Eso da muchas tablas a la hora de moldear un punto de vista crítico», añade Carot.

En el colegio Marguerite Yourcenar también se fomenta el respeto y el conocimiento de las demás culturas, con lo que la participación en los proyectos locales de la ciudad y la ampliación de la red de proyectos de intercambio internacionales, son asignaturas esenciales en las que se involucra activamente el profesorado y el equipo directivo.

Otra de las misiones del colegio francés es potenciar la educación por valores, siempre respetando el ritmo del niño o niña. «Nuestra pedagogía parte de aprender a aprender. Ofrecemos un acompañamiento personalizado al alumno para estimularlo y motivarlo, con el objetivo de que se conozca y dé lo mejor de sí mismo, potenciando así su autoestima. Queremos que experimenten, razonen y argumenten, que averigüen qué les gusta y qué no. Ellos han de ser los protagonistas de sus propios aprendizajes, y nosotros los responsables de dar todas las herramientas necesarias para ello», enfatiza la directora del colegio francés.

La oferta educativa que distingue la escuela combina el aprendizaje en varios idiomas

La oferta educativa del colegio francés se extiende también en la forma de ver la vida. Eso incluye aprender a consolidar unos buenos hábitos alimenticios. Por eso, en el comedor escolar los alumnos participan de forma conjunta con el personal de cocina, junto a la supervisión de un dietista profesional. La elaboración de los menús están pensados para favorecer el consumo de productos de proximidad y ecológicos.

El colegio Marguerite Yourcenar se creó en 1998 y actualmente tiene 290 alumnos. Además forma parte de la Red de Centros Educativos Franceses en el Extranjero.

Comentarios

Lea También