Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El comedor de Càritas sirvió en 2014 el doble de menús que el año anterior

En 2014 se atendió a 549 personas y se sirvieron 34.312 comidas, mientras que en el año 2013 se ofrecieron 14.990. La mayoría son familias en paro que se ven obligadas a pedir este servicio
Whatsapp
Imagen de archivo del comedor social de Càritas en la calle Francesc Bartrina de Reus. Foto: Alba Mariné

Imagen de archivo del comedor social de Càritas en la calle Francesc Bartrina de Reus. Foto: Alba Mariné

Los comedores sociales cada día cuentan con más personas en sus mesas, un síntoma de la cruda realidad que les toca vivir a una gran cantidad de familias. Este es el caso del Menjador Social de Reus, gestionado por Càritas Interparroquial, que ha incrementado un 129% el nombre de comidas servidas el año 2014 en relación con el año anterior.

El motor de este centro son sus voluntarios, unas treinta personas que trabajan de manera desinteresada con el único objetivo de ayudar a los demás. La situación económica y los ingresos de las personas que asisten al comedor es variada: predominan las personas sin ingresos, con prestaciones de paro o con pensiones de invalidez.

Joan Bayarri, responsable del Menjador Social, asegura que los que más acuden son familias que se quedan en paro y se ven obligadas a pedir este servicio. «Vienen por aquí durante un o dos meses, y luego regresan llenos de alegría y te dicen que han encontrado trabajo. Son personas comprensivas que no tardan en darte las gracias», explica.

En época de crisis, la labor de los comedores sociales es especialmente necesaria. Durante el año 2014 se atendió a 549 personas y se sirvieron 34.312 comidas, el 57% del cual se ofrecieron en forma de fiambrera, mientras que el año 2013 se sirivieron 14.990. Este augmento de un 129% de comidas servidas respecto el año pasado responde, en buena parte, a la ayuda de comidas en fiambreras para familias con menores durante los meses de verano. La vía de entrada al comedor es diversa, no obstante, Serveis Socials debe estudiar cada caso.

La concejal del Área de Bienestar Social del Ayuntamiento de Reus, Montserrat Vilella, y el director de Càritas Interparroquial, Antonio Garcia, firmaron ayer la renovación del convenio de colaboración del comerdor social.La participación del Ayuntamiento en este proyecto de colaboración responde a la voluntad municipal de trabajar en el ámbito de la gestión alimentaria, para hacer frente a las necesidades de alimentación de las familias en situación de vulnerabilidad.

Este convenio establece la aportación económica que efectúa el Ayuntamiento a Càritas Interparroqual, que para el año 2015 será de 75.000 euros, debido a un nuevo punto de distribución de comida al local que la Fundació Josep Pont i Gol tiene situado a la calle del Mas Abelló al Barri Sant Josep Obrer.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También