Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Emergencia sanitaria

El comercio de Reus se unirá en una plataforma ‘online’ para potenciar el consumo local

El Tomb de Reus, la Unió de Botiguers y Comerciants del Pallol trabajan juntos ante la crisis

J. Salvat / C. Valls

Whatsapp
La calle de la Galera con la plaza Mercadal de fondo, vacío un viernes por la tarde. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

La calle de la Galera con la plaza Mercadal de fondo, vacío un viernes por la tarde. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Las tres principales entidades comerciales de la ciudad de Reus están preparando una acción conjunta para potenciar el consumo de proximidad una vez acabe el estado de alarma provocado por la crisis del coronavirus. «Estamos en contacto las tres asociaciones para poder transmitir un mensaje de optimismo cuando se levante el confinamiento», explica Pau Salvadó, presidente de Comerciants del Pallol. Por eso mismo, desde la Unió de Botiguers, el Tomb de Reus y Comerciants del Pallol están en pleno desarrollo de una plataforma en internet para promocionar el comercio de Reus a nivel local y territorial. «Nos esforzamos para visibilizarnos, queremos crear una especie de mostrador online, ya que mucha gente aún desconoce los servicios a domicilio que ofrecemos a pesar de las limitaciones actuales», añade la presidenta del Tomb de Reus, Gemma Molner, que señala: «Tenemos que ser muy solidarios y guardar las batallas para más adelante».

«Estamos en contacto las tres asociaciones para poder mandar un mensaje de optimismo cuando todo acabe», apunta Pau Salvadó de Comerciants del Pallol

Y es que la crisis del coronavirus ha golpeado con fuerza a varios sectores económicos, que se encuentran intentando surfear ante una ola de gran altura. «De cara a la pequeña y mediana empresa es un problema impresionante, igual que para los autónomos», valora Pau Salvadó, quien opina que «ya podemos empezar a ver que la salida no será una vuelta a la normalidad de golpe: la gente no tendrá el mismo nivel adquisitivo y eso es algo que también nos planteamos». Comparte así opinión con la presidenta del Tomb de Reus, que considera que «No podemos luchar contra algo incontrolable, pero somos activos por naturaleza». Coincide con ella la presidenta de Unió de Botiguers, Meritxell Barberà: «Tardaremos mucho en volver a la normalidad, nos costará mucho recuperar la confianza a nivel individual, social y económico».

«Creo que esto nos hará reflexionar y volveremos al comercio local, que defiende el planeta y la ciudad», asegura Meritxell Barberà de la Unió de Botiguers

Pero pasado el inicial estado de choque, las asociaciones ya han vuelto a poner en marcha su maquinaria para afrontar la situación presente y futura del comercio local. Si en un primer momento la desertización de las calles sirvió como una fotografía amarga para demostrar la importancia de las tiendas en la vida de la ciudad, ahora el objetivo es aportar un rayo de esperanza a la población y al sector comercial.

«Creo y deseo que todo esto nos hará reflexionar y volveremos al comercio de proximidad, ya que es algo que defiende las tiendas, las ciudades y el planeta», valora Barberà. En ese aspecto, la presidenta de Unió de Botiguers considera que se está notando un cambio de actitud social.

Al menos 60 negocios siguen ofreciendo servicio ‘online’ o a domicilio

Cuando se anunció la suspensión del comercio y la restauración, esta entidad creó un canal de Telegram (@UniodeBotiguersReus) donde la propia presidenta empezó a divulgar leyes y artículos con el objetivo de informar a sus asociados y ayudarles a trazar un camino a seguir. Ahora han abierto el grupo a todos los comercios que quieran resolver dudas. «Estamos encarando la fase de preparación a la vuelta a la normalidad, y tenemos que salir más fuertes y sensibilizar a la población», añade Barberà.

Desde su entidad, como desde el Tomb de Reus, están realizando un trabajo de digitalización de las tiendas para poder mostrar y vender los productos a domicilio o para recogerlos. Entre las dos asociaciones, hay más de sesenta tiendas que siguen activas, algunas de ellas abiertas al público y otras con disponibilidad de encargo y servicio online. A pesar de ello, esta actividad «no nos sirve ni para cubrir gastos», señala Molner. Es por ello que desde el Tomb de Reus comenzarán una iniciativa particular: distintas tiendas harán talleres en las redes sobre confección de productos. «Será un aperitivo de todo aquello que no se ve desde fuera pero que también hacemos. Queremos distraer a la gente en sus casas, pero también que se acuerden que seguimos aquí, con ellos», añade la preseidenta del Tomb de Reus.

El desamparo económico

Una de las cosas que más preocupa a los representantes de los comercios es el desamparo legal de las pymes y los autónomos. «A nivel empresario, la incertidumbre es importante», resume el representante de los negocios del Pallol, que reconoce que muchos de los negocios ya se han planteado no pagar el alquiler del local mientras la actividad esté paralizada, «pero se trata de un contrato entre privados, que no tienen ningún amparo legal, por lo cual solo hay la opción de negociar con el propietario».

«No podemos esperar a que alguien nos quite las castañas del fuego», manifiesta Gemma Molner de Tomb de Reus

En ese aspecto, desde la Unió de Botiguers, la junta envió una carta a los distintos asociados para que sirviera como modelo a todos aquellos particulares que se veían incapacitados de asumir el pago del alquiler. En ella se intentaba concienciar del momento económico en el que se encuentran: «no solo no tenemos ingresos, sino que encima seguimos con gastos y este es uno de los gastos con más peso», señala Barberà, que añade «el comercio tampoco estaba en su mejor momento». Sin embargo, todos apuntan que, en la mayoría de los casos, se ha podido llegar a un acuerdo con el propietario del local. «No podemos esperar que nadie nos quite las castañas del fuego, ya hemos asumido que a muchos nos harán falta créditos», concluye Molner.

Un mapa para los comercios

Ayer mismo, el Ayuntamiento de Reus habilitó un formulario en la web municipal «para que los negocios y tiendas de la ciudad puedan ganar visibilidad». El objetivo del consistorio es el de «dibujar un mapa amplio de la actividad local» que se publicará a través del Geoportal, el mapa virtual de la ciudad. Por ello piden a los negocios explicar que tipo de producto ofrecen, la modalidad de compra y pago disponible y sus horarios. Según el concejal de Empresa i Ocupació, Carles Prats: «se busca propiciar que esta recogida de datos sea lo más extensa posible, también sobre el mapa de la ciudad, y que el servicio y el comercio de barrio gane 

Temas

Comentarios

Lea También