Más de Reus

El comercio local de Reus apuesta por un modelo sostenible

La entidades comerciales tienen en marcha acciones con el fin de reducir plásticos y evitar la creación de residuos. Proponen alternativas, aunque «aún falta mucho por hacer»

C.Valls

Whatsapp
El Mercat Central acoge clientes que traen bolsa de ropa. Foto: A.Mariné

El Mercat Central acoge clientes que traen bolsa de ropa. Foto: A.Mariné

La capital del Baix Camp ha acogido, en los últimos años, iniciativas emprendedoras que abogan por reducir plásticos y por un consumo más responsable. Las tiendas de alimentación a granel han ido proliferando en la ciudad, por ejemplo. Es el caso de Anem al gra –donde apuestan por la venta de especias, legumbres y semillas– o el negocio Vegrà  –con parte de su oferta que puede obtenerse sin envase y con opciones veganas–. La tendencia de adquirir los artículos a granel no la encontramos únicamente en tiendas especializadas, sino también en negocios longevos, como Colmado Baró, donde reservan un espacio para este menester. 

La alimentación, aun así, no es el único sector que ofrece esta opción, Reus acoge establecimientos como Em fa el pes, donde venden productos de limpieza ecosostenibles, así como cosmética ecológica. En definitiva, el consumo responsable gana cada vez más terreno en la sociedad, se imponen ideas de negocio en las que se destaca la compra de proximidad y despertar cada vez más consciencias a la hora de alcanzar la idea de ‘residuo cero’. «La comunidad que nos sigue está creciendo, pero hay que picar mucha piedra. Aplicar cambios en la rutina es difícil, al menos por lo que vemos en el Camp», resume la ambioentóloga Ana Tarragona, quien emprende junto con Carol Pérez con el ecommerce Salix Sostenible. 

La empresa pone al alcance de todos productos artesanales  de proveedores de proximidad y del territorio –como portabocadillos, cepillos de dientes de bambú, dentífricos y champúes sólidos, entre otros–. Éstos, además, tienen una vida útil más duradera. «Aún hace falta mucha divulgación para visibilizar una alternativa al producto de usar y tirar. En las grandes ciudades este pensamiento está más generalizado», prosigue. «Sólo ofrecemos productos con certificado», insiste. 

Bajo la perspectiva ecológica se mueven las emprendedoras de Comerç Solidari Reus, también. Las demás entidades comerciales existentes –como la Unió de Botiguers, el Tomb de Reus y el Passeig Comercial El Pallol–, por su parte, «continúan promoviendo acciones con el fin de reducir envases», explican. Incluso, hay negocios en los que ya no se imprimen los recibos. «Desde que cambió la ley respecto al uso de las bolsas de plástico, su descenso ha sido considerable. Cada establecimiento aplica sus políticas y usa bolsas reutilizables. Las actividades que acogemos se adecuan con lo sostenible», declara Pau Salvadó, de El Pallol. Pone de ejemplo la campaña ‘Com transformaries el món?’. 

Desde la Unió de Botiguers, Meritxell Barberà explica que «los comercios tenemos una apuesta clara por reducir envases y contaminar menos; creemos que comprar en el comercio local ayuda mucho. El proyecto de ‘Reus Compra Responsable’, donde el servicio de transporte se hace en bicicleta, es un paso. Vamos por buen camino». Destaca la creación, por parte de la entidad, de un vídeo en el que se recuerda, entre otros ítems, que ‘si aquello que compramos está cerca de casa’, siempre será ‘más sostenible’.Desde el Tomb, Jacint Pallejà, desglosa por sectores todas las acciones en las que «se da una segunda vida a determinados productos», ya sean tecnológicos, relacionados con la moda o del sector de la óptica, «en el que se recogen las gafas usadas para ayudar a otras personas», resalta.  

Al fin y al cabo, expresa, la actitud sostenible «se refuerza gracias al cliente, él elige si quiere bolsa o no», asegura. «Tenemos un proyecto que quiere hacer más agradable el espacio del Tomb, además. Queremos que se retiren las basuras soterradas de la plaza del Mercadal. Dan muy mala imagen y no son funcionales en términos de recogida selectiva. Hay problemas de suciedad, olores y aparecen insectos. Recogeremos signaturas», hace saber.

En el Mercat Central se potencia el uso de bolsas de ropa, se han promovido incluso campañas. El presidente de los paradistas, Ildefons Vidal, asegura que «aún falta mucho por hacer», pero que «clientes y paradistas se comprometen para minimizar plásticos, aunque es complejo en el caso de los productos perecederos». 

Temas

Comentarios

Lea También