Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El consistorio crea su plan comercial ante la apertura de Metrovacesa

La línea de actuación buscará captar nuevos operadores, integrar ocio y gastronomía o generar nuevas experiencias de compra
Whatsapp

 

El Ayuntamiento de Reus ya tiene definida su estrategia comercial para los próximos dos años. Ésta surge del esperado Pla Estratègic de Comerç i Turisme, redactado por la Universitat Rovira i Virgili (URV), presentado ayer como un documento que analiza la situación del comercio local y proponer un conjunto de acciones ideadas ante la llegada de Metrovacesa. 
Las líneas maestras del estudio se dividen en cinco grandes áreas (gobernanza,  conectividad, paisaje urbano, dinamización de producto y la comunicación) y definen las acciones a llevar a cabo. Entre ellas destacan la potenciación de la Taula de Comerç y su integración con el resto de sectores como la gastronomía o el ocio; la creación de una herramienta que ayude a fidelizar a los clientes; apostar por la marca Reus; crear nuevas experiencias de compra; sumar sinergias entre todas las entidades comerciales o desarrollar una aplicación móvil.
El alcalde, Carles Pellicer, destacó durante la presentación del  estudio, el primero de estas características, que la intención es «consolidar el liderazgo comercial de Reus en el conjunto de Catalunya». También se mostró convencido de que el centro comercial del Parc Sant Jordi, que abrirá puertas en noviembre, se convertirá en el complemento perfecto al comercio local. 
En este sentido volvió a ratificar que la viabilidad económica del documento de la URV está asegurada ya que se destinará, íntegramente, la cantidad que Metrovacesa pagará en concepto de IBI e IAE (unos 430.000 euros). La Agència de Promoció de Ciutat será la encargada de gestionar este presupuesto y de coordinar las distintas acciones que se lleven a cabo.
El encargado de presentar las conclusiones del estudio fue el director del Parc Científic i Tecnològic de Turisme i Oci de Catalunya, Salvador Anton, quien destacó que su aplicación «podrán hacer posible que la visión que tenemos de Reus como ciudad viva y líder en materia comercial siga aumentando». 
Sin Unió de Botiguers
La presentación del Pla Estratègic de Comerç i Turisme se llevó a cabo en el Ayuntamiento y contó con la presencia de comerciantes y de representantes de la Cambra de Comerç. No obstante, en el acto sorprendió que no asistiera ningún miembro de la junta de Unió de Botiguers. Si que lo hizo el presidente del Eix Comercial del Passeig, Rafael Bonfill, quién reclamó una mayor participación de la entidad en las tomas de decisión como parte integrada en la zona centro.
La concejal de Projecció de Ciutat, Montserrat Caelles, aseguró que recogía la petición ya que la intención del consistorio es contar con la participación de todos los actores de la ciudad. Ella misma apuntó que el siguiente paso a seguir será la integración del comercio con el área de cultura y recordó que ya está en marcha una campaña comercial. Se trata de M’agrada comprar a Reus, una inciativa (que finaliza el 20 de este mes) dirigida a toda la demarcación a través de impactos publicitarios en distintos medios en un mes que marca el fin de las vacaciones y que ha contado con un presupuesto de 16.000 euros.

El Ayuntamiento de Reus ya tiene definida su estrategia comercial para los próximos dos años. Ésta surge del esperado Pla Estratègic de Comerç i Turisme, redactado por la Universitat Rovira i Virgili (URV), presentado este miércoles como un documento que analiza la situación del comercio local y proponer un conjunto de acciones ideadas ante la llegada de Metrovacesa. 

Las líneas maestras del estudio se dividen en cinco grandes áreas (gobernanza,  conectividad, paisaje urbano, dinamización de producto y la comunicación) y definen las acciones a llevar a cabo. Entre ellas destacan la potenciación de la Taula de Comerç y su integración con el resto de sectores como la gastronomía o el ocio; la creación de una herramienta que ayude a fidelizar a los clientes; apostar por la marca Reus; crear nuevas experiencias de compra; sumar sinergias entre todas las entidades comerciales o desarrollar una aplicación móvil.

El alcalde, Carles Pellicer, ha destacado durante la presentación del  estudio, el primero de estas características, que la intención es «consolidar el liderazgo comercial de Reus en el conjunto de Catalunya». También se ha mostrado convencido de que el centro comercial del Parc Sant Jordi, que abrirá puertas en noviembre, se convertirá en el complemento perfecto al comercio local. 

En este sentido a ratificado de nuevo que la viabilidad económica del documento de la URV está asegurada ya que se destinará, íntegramente, la cantidad que Metrovacesa pagará en concepto de IBI e IAE (unos 430.000 euros). La Agència de Promoció de Ciutat será la encargada de gestionar este presupuesto y de coordinar las distintas acciones que se lleven a cabo.

El responsable de presentar las conclusiones del estudio fue el director del Parc Científic i Tecnològic de Turisme i Oci de Catalunya, Salvador Anton, quien ha destacado que su aplicación «podrán hacer posible que la visión que tenemos de Reus como ciudad viva y líder en materia comercial siga aumentando». 

Sin Unió de Botiguers

La presentación del Pla Estratègic de Comerç i Turisme se ha llevado a cabo en el Ayuntamiento y ha contado con la presencia de comerciantes y de representantes de la Cambra de Comerç. No obstante, en el acto ha sorprendido que no asistiera ningún miembro de la junta de Unió de Botiguers. Si que lo ha hecho el presidente del Eix Comercial del Passeig, Rafael Bonfill, quién ha reclamado una mayor participación de la entidad en las tomas de decisión como parte integrada en la zona centro.

La concejal de Projecció de Ciutat, Montserrat Caelles, ha asegurado que recogía la petición ya que la intención del consistorio es contar con la participación de todos los actores de la ciudad. Ella misma ha apuntado que el siguiente paso a seguir será la integración del comercio con el área de cultura y ha recordado que ya está en marcha una campaña comercial. Se trata de M’agrada comprar a Reus, una inciativa (que finaliza el 20 de este mes) dirigida a toda la demarcación a través de impactos publicitarios en distintos medios en un mes que marca el fin de las vacaciones y que ha contado con un presupuesto de 16.000 euros.

 

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También