Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El día que la clase de educación física cambió el cole por la plaza

Carreras y juegos infantiles tomaron la explanada del Ayuntamiento. Era el día de poner en valor una asignatura que ya no es lo que era

Norián Muñoz

Whatsapp
Los niños jugaron con alumnos de otras escuelas de Tarragona durante toda la mañana. FOTO: Alfredo González

Los niños jugaron con alumnos de otras escuelas de Tarragona durante toda la mañana. FOTO: Alfredo González

La Plaça de la Font de Tarragona se llenó ayer de carreras y gritos infantiles, como antaño, cuando las plazas eran el epicentro de los juegos y los padres no estaban preocupados porque sus hijos se pasaran la tarde enganchados al móvil. 

En esta ocasión, no obstante, se trataba de una actividad expresamente organizada para ‘El día de la Educación Física en la Calle’ (DEFC). Unos 250 niños de diferentes escuelas de la ciudad se dieron cita para jugar a los juegos que diseñaron expresamente para ellos los alumnos del grado de Educación Primaria, mención Educación Física, de la URV. 

Durante toda la mañana los chicos pasaban por un circuito que incluía actividades como caminar con zancos; lanzar frisbees que llevaban la foto de algún alimentos y que debían encestar en unas cajas donde los clasificaban entre ‘saludables’ y ‘no saludables’; un juego de memoria para el cual había que correr en cada turno, o un reto en el que la cosa era juntarse en respuesta a preguntas como si se comían muchas, pocas, o ninguna chuche.

Asignatura favorita
En todos los casos los alumnos, del segundo ciclo de primaria (tercero y cuarto) jugaban mezclados con niños de otras escuelas. Luis Marqués, decano de la Facultat de Ciències de l’Educació i Psicologia de la URV, explicaba que, justamente esa era una de las misiones de la jornada, que la ciudadanía pueda reconocer una asignatura que ha cambiado mucho en los últimos años. La idea, además de la práctica deportiva como tal, es sensibilizar sobre hábitos de vida saludables y fomentar valores como la cooperación.
Laia, alumna de cuarto de primaria el Col·legi Sant Pau contaba que se lo estaba pasando «súper bien». Educación física, reconoce, es una de sus asignaturas favoritas y decía que le parecía que «las actividades están muy bien pensadas»,
Martina y Pau, del Pau Delclòs, estaban de acuerdo. Ellos también esperan con ganas el día que hay Educación Física, aunque Pau dice que hoy está contento porque, además «tenemos oportunidad de conocer niños de otros coles». 

Olatz Sáez, por su parte, una de las alumnas de la URV que preparó las actividades explica que en días así es cuando más se aprende «la teoría está muy bien, pero cuando ves a los niños jugando es cuando realmente te das cuenta de si lo que has creado funciona o  no... Lo mejor es cuando ves que los niños se lo están pasando bien». 

Orígenes asturianos
El DEFC es una iniciativa creada por el profesor de Educación Física Fran Flórez, que el 6 de abril de 2011, coincidiendo con el Día Mundial de la Actividad Física, decidió salir a la calle con sus alumnos a dar clase en Laviana (Asturias). El objetivo era mostrar a los vecinos como es la actual asignatura, una actividad de aula desconocida por la ciudadanía.

En Catalunya la idea fue asumida por el Col·legi de Profesionals de l’Activitat Fisica i de l’Esport de Catalunya, COPLEFC, que comenzó a organizarla en el año 2016. Ese primer año participaron 1.500 alumnos, mientras que el año pasado ya llegaron a los 13.693. Este año estaba prevista la participación de 220 centros en toda la comunidad. En el conjunto de España participaban ayer unos 70.000 alumnos. 

Además de la COPLEFC y la URV, en Tarragona han colaborado el Consell Esportiu del Tarragonès y el Ayuntamiento, así como algunas empresas.

Temas

Comentarios

Lea También