Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El edificio con peligro de derrumbe en Reus, habitado en su mayoría por okupas

Tan solo hay dos propietarios entre los 29 desalojados. El edificio, situado en la calle de Sant Magí, cuenta en total con 13 viviendas

Francesc Gras

Whatsapp
Imagen de la Guardia Urbana a la entrada del edificio afectado. Francesc Gras

Imagen de la Guardia Urbana a la entrada del edificio afectado. Francesc Gras

Este lunes, 17 de septiembre por la noche se produjo un derrumbe interior en una vivienda del primer piso del número 35 de la calle de Sant Magí de Reus que ha obligado a desalojar a 29 personas que vivían en el mismo.

A las 23: 00h, agentes de la Guardia Urbana y de los Bomberos de la Generalitat han intervenido a raíz de una llamada alertando de la caída de un fragmento del falso techo de la vivienda. El agujero ha dejado al descubierto una viga principal del edificio en aparente mal estado.

El edificio se encuentra en mal estado por lo que se procedió a desalojarlo. Francesc Gras

Una desgracia que ha quedado en un susto

"El techo de la primera planta se ha caído y los niños se han salvado de milagro. Lo que hemos vivido no es normal". Así lo explican Rashid Benslimane y Aziz Lahchiri, habitantes del 1º 1ª, donde se ha producido el accidente.

El arquitecto municipal se ha personado en el lugar y ha determinado el desalojo del inmueble. A lo largo de este martes se hará una revisión en profundidad de la estructura para determinar su estado.

Durante la mañana de hoy los vecinos han podido ir entrando en sus casas de uno en uno para recoger algunas pertenencias ya que, de momento, deberán pasar dos o tres días fuera del edificio. Esta noche han sido alojados en la pensión Fonda Suiza.

Los vecinos han podido entrar en las viviendas para recoger sus pertenencias. Francesc Gras

Dos propietarios y 30 desalojados

El bloque afectado tan solo cuenta con 2 propietarios entre las 13 viviendas y 30 habitantes que hay. Así pues, 10 de los pisos están habitados por okupas y pertenecen a entidades bancarias.

Lahchiri explica que okupa la vivienda desde hace 8 años porque, asegura, no puede hacer frente al pago de una casa para su familia. Según apunta, lleva cuatro años reclamando una situación a Servicios Sociales del Ayuntamiento de Reus. 

Durante la mañana se han personado en el lugar representantes de la PaH Reus-Baix Camp que ha denunciado el derecho de las personas a tener un techo para poder vivir.

Temas

Comentarios

Lea También