Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El episodio de fuertes lluvias apenas incrementa el nivel de los pantanos

El embalse de Riudecanyes estaba ayer al 33% de su capacidad, mientras que Siurana se encontraba sobre el 20%

Francesc Gras

Whatsapp
Aspecto que ofrecía ayer el pantano de Riudencayes.  FOTO: Fabián Acidres

Aspecto que ofrecía ayer el pantano de Riudencayes. FOTO: Fabián Acidres

El temporal de lluvias que ha tenido lugar estos últimos días ha incrementado el nivel de agua de los pantanos de Riudecanyes y Siurana pero sin alcanzar datos demasiado relevantes.

Según cifras recogidas de la Comunitat de Regants del Pantà de Riudencayes, su estado al cierre de la edición de ayer era del 33% de su capacidad (1.764 Hm3), 10 puntos porcentuales más que si se compara con el día 9 de octubre, antes de que empezaran los episodios de fuertes aguaceros. En el caso de Siurana, el nivel se situaba entorno al 20%.

Desde la Comunitat de Regants argumentaban que el incremento de los pantanos quizás no el esperado a raíz de la cantidad de agua caída en pocos días. Esto sería así porque las primeras lluvias intensas quedaron absorbidas por la tierra, que estaba bastante seca.

Por lo tanto, las precipitaciones recogidas entonces no fueron como las de ayer, que además se produjeron de forma más prolongadas durante toda la jornada. Pero diferencia de hace unos días, la lluvia en la comarca del Baix Camp se concentró de forma más notoria durante toda la mañana y tarde-noche provocando algunos incidentes, aunque menores que los primeros.

Uno de los más remarcables fue el que ocurrió en el Col·legi Francès que tuvo que suspender las clases porque la lluvia inundo la riera de l’Abeurada y los coches no podían pasar. Una situación que no es nueva, ya que en otros episodios de lluvias torrenciales se produjeron situaciones similares obligando a los padres a estacionar en la autovía de Reus a Tarragona. También la Riera de Maspujols, a su paso por Riudoms y Cambrils, quedó desbordada.

Las últimas cifras recogidas por Protecció Civil indicaban que el teléfono de emergencia 112 había recibido un total de 151 llamadas por incidencias, 31 de las cuales desde el Baix Camp. La mayoría de ellas, explicaban, estaban relacionadas con alguna inundación de bajos de casas, desprendimientos o caídas de árboles.

Barrancos en mal estado

Unió de Pagesos (UP) denunciaba esta semana a través de un comunicado la falta de mantenimiento de los barrancos y rieras del Camp de Tarragona por parte de la Agència Catalana de l’Aigua (ACA) para evitar que, en episodios de lluvias muy intensas como las que han tenido lugar estos últimos 10 días, se produzcan desbordamientos de barrancos.

El sindicato agrario alertó que, a lo lago de estos últimos días, la lluvia causó daños en fincas agrícolas, entre los cuales se produjeron desperfectos en avellanos y olivos. En el caso de Reus, destacaron el desbordamiento de los barrancos del Picarany y de la Font de la Donzella, y de la Riera del Molinet y los destrozos que causaron en distintas fincas agrícolas.

Temas

Comentarios

Lea También