Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El exceso de basura obliga a ampliar a 5 veces la frecuencia de la recogida neumática de Reus

La saturación de algunas bocas ha provocado las últimas semanas la acumulación de basura en el exterior

Joan Morales

Whatsapp
Imagen de esta semana de uno de los puntos de recogida de la calle Joan Bertran, con la boca de orgánica saturada. FOTO: A.GONZÁLEZ

Imagen de esta semana de uno de los puntos de recogida de la calle Joan Bertran, con la boca de orgánica saturada. FOTO: A.GONZÁLEZ

Un incremento en la producción de basura, tanto a nivel de actividad privada como profesional, es la causa que ha provocado en las últimas semanas la saturación de algunos de los puntos de la recogida neumática de basura, un sistema que se inauguró en 2007 y que da servicio a la zona oeste de la ciudad. Esta situación se ha traducido, a diferentes horas del día, en la acumulación de bolsas en el exterior, ya que las bocas no daban abasto y no podían absorber toda la basura.

Fuentes municipales consultadas por el Diari han admitido que la empresa que tiene la concesión de la recogida neumática de basura en la ciudad de Reus, Envac Iberic SA, se ha visto obligada a incrementar la frecuencia automática de vaciado de las bocas, pasando de las tres diarias que había hasta ahora, a las cinco que se han implantado desde ayer mismo.

Desde el ayuntamiento desconocen en qué medida se ha traducido este aumento de la generación de basura por parte de la ciudadanía, pero sí que tienen claro que este incremento es una realidad y podría ser un indicador de un mayor consumo de la ciudadanía, tanto a nivel privado como profesional.

Las bocas que mayores problemas han presentado, desde hace semanas, han sido las de recogida orgánica y plástico, especialmente la primera, donde algunos de sus puntos de recogida no se podían abrir a ninguna hora del día ya que siempre estaban llenos hasta arriba. Esta situación se ha dado, sobre todo, en el barrio Mare Molas y también en algunos puntos de recogida neumática del barrio del Carme, provocando las quejas de los ciudadanos, que se veían obligados a dejar la bolsa de basura fuera de la boca. A pesar de este desajuste, desde el consistorio reusense insisten en que el sistema de recogida neumática de basura tiene más ventajas que inconvenientes, ya que evita malos olores (siempre y cuando no haya bolsas de basura en el exterior) y el ruido de los camiones de la basura por la noche vaciando los contenedores. En este sentido, también apelan «al buen uso de la gente», en referencia a que no se debe dejar basura fuera ni intentar introducir materiales que no quepan por las bocas de recepción (rechazo, orgánica, papel y cartón y plástico).

El sistema de recogida neumática de basura se inauguró en Reus en abril de 2007 y da servicio a la zona oeste -y parte del centro, como el barrio del Carme y la zona de los paseos-, cuyas bocas están conectadas subterráneamente con una central que hay en la plaza del Velòdrom, donde se recibe toda la basura. La recogida neumática se inauguró empezó en el paseo Prim y en la plaza del Velòdrom y poco a poco se fue extendiendo a otras calles. Aunque la idea inicial, al menos del gobierno tripartito (PSC, ERC e ICV) que fue quien la parió, era que el sistema se extendiese a toda la ciudad -con la construcción de dos centrales más en la parte norte y sur de Reus- la llegada de la crisis económica frenó en seco esta aspiración, ya que la implantación de la red de tuberías subterráneas es excesivamente cara.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También