Más de Reus

El gobierno de Reus aprueba los presupuestos de 2020 con duras críticas de la oposición

Las principales tasas e impuestos aumentarán un 9,75%. PSC, Cs y la CUP han denunciado la fuerte presión fiscal que deberán costear los ciudadanos

Francesc Gras

Whatsapp
Imagen de la sesión plenaria. Foto: A.G.

Imagen de la sesión plenaria. Foto: A.G.

El Ayuntamiento de Reus ya tiene los presupuestos y ordenanzas fiscales para el año que viene aprobados. Dos expedientes que han generado una gran polémica desde su presentación por la subida general que comportan de las principales tasas e impuestos del 9,75%. De hecho, la sesión plenaria de este viernes ha contado con la presencia de distintos grupos de ciudadanos contrarios a la subida general de los impuestos con pancartas como 'Nos arruinan' o 'No quiero tu 9%'.

La concejal de Hisenda, Mariluz Caballero, ha sido la encargada de presentar un presupuesto que alcanzará los 123 millones de euros y que comporta un aumento vinculado al incremento del IPC (7,7%) de los últimos ocho años más un 2%. "Es imposible mantener la calidad de los servicios públicos sin actualizar el IPC", ha asegurado, sin dejar de repasar en qué punto se encuentra la ciudad en comparación con los otros municipios catalanes.

"Reus tiene una presión fiscal un 18,7% (IBI por habitante) por debajo de las cinco poblaciones de su tamaño", ha declarado, tras enumerar que las ordenanzas fiscales en las que se aplicará el aumento del 9,7% serán las tasas de vados, de recogida de residuos comerciales y en los tipos generales del IBI. Antes de terminar su intervención, también ha subrayado el criterio de progresividad fiscal en tributos como el IBI y la tasa de recogida de la basura, la buena gestión económica del consistorio en materia de reducción del endeudamiento y ha detallado las grandes partidas que incluyen el presupuesto.

PRESUPUESTO 2020

- Ayuntamiento de Reus

123.541.070 millones de euros

- Organismos Autónomos

Institut Municipal Reus Cultura: 3.025.259 euros.
Institut Municipal de Formació i Empresa: 2.830.262 euros.
Agència Reus Promoció: 1.670.611 euros.

- Empresas municipales

Grup Salut: 164.950.138 euros 
Reus Serveis Municipals: 30.334.033 euros.
Reus Desenvolupament Econòmic: 8.166.436 euros.
Reus Esport i Lleure: 3.654.574 euros.
Reus Transport: 3.482.626 euros.
Reus Mobilitat i Serveis: 8.910.877 euros.
Consorci del Teatre Fortuny: 1.011.360 euros
Consorci del Teatre Bartrina: 498.455 euros

PRESUPUESTO CONSOLIDADO: 346.663.790 euros

Tal y como se esperaba, el equipo de gobierno (JxReus, ERC y Ara Reus) ha aprobado las ordenanzas fiscales y el presupuesto del año que viene con los votos en contra de toda la oposición. Sólo los socialistas han apoyado alguna ordenanza en concreto. De hecho, desde el PSC se han mostrado muy críticos a la hora de denunciar la "fuerte presión fiscal" que deberán soportar bolsillos de los ciudadanos.

Su portavoz, Andreu Martín, ha lamentado que los presupuestos prácticamente no incluyan partidas económicas en materias tan sensibles como la promoción de políticas sociales, la recuperación de los residuos o la falta de vivienda protegida. Y es que, según Martín, en todas estas cuestiones "la ciudad está un 25% por debajo del cumplimiento que se exige a los municipios según el estudio Objetivos de Desarrollo Sostenible que elabora el Gobierno Central".

Por otra parte, y en materia de ordenanzas fiscales, los socialistas han sido los únicos en registrar varias enmiendas como la retirada del requisito de los "dos años de empadronamiento de los titulares del inmueble bonificado por familia numerosa". La intervención del grupo socialista ha contado con una contundente, también, respuesta por parte de la concejal de Hisenda, quien le ha recriminado su tono alarmista y le ha recordado que hace ocho años el Ayuntamiento de Reus "estaba totalmente intervenido" por la gestión de su partido.

Enmienda a la totalidad

Los cupaires tampoco han dejado pasar la oportunidad para denunciar un expediente de ordenanzas fiscales "que no satisfacen las necesidades de los ciudadanos". La portavoz de la CUP, Marta Llorens, ha pronunciado una intervención en la que ha criticado que la progresividad fiscal no se aplique en función de la renta de una vivienda sino en base a las personas que la ocupan y sus dimensiones.

Por otra parte, Llorens ha tachado el incremento de impuestos a la necesidad de invertir un millón de euros en Sirusa, una empresa participada por el consistorio y dedicada al tratamiento de residuos que, en palabras de los cupaires, debería eliminarse. También han sido muy críticos con el desconocimiento de todo lo que concierne al PAM (Pla d'Acció Municipal) y su partida de 6,5 millones de euros. Por todo ello, desde el partido anticapitalista han anunciado una "enmienda a la totalidad" de las ordenanzas.

La portavos del grupo municipal de Cs, Débora García, ha denunciado que "el afán recaudatorio de este gobierno no tiene límites" y ha calificado el aumento del 9,75% de las principales tasas e impuestos de "sablazo" para los empresarios, comerciantes o autónomos. En este sentido, también ha asegurado que "se está poniendo en riesgo en la ciudad tanto la recuperación económica como la creación de empleo". Otro de los temas que más han criticado desde Ciudadanos también ha tenido relación con el PAM. Al igual que con su homólogo del PSC, la concejal de Hisenda, Mariluz Caballero, ha achacado su "tono catastrofista" y le ha recriminado que "parece que no se ha mirado los expedientes".

Temas

Comentarios

Lea También