Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El incivismo en el Skatepark hace replantear al consistorio su futuro

El gobierno municipal invirtió 23.000 euros en 2014 en reparación y mantenimiento. Los lavabos llevan semanas tapiados
Whatsapp
Imagen del estado actual del Skatepark con los lavabos tapiados al fondo. Foto: Alba Mariné

Imagen del estado actual del Skatepark con los lavabos tapiados al fondo. Foto: Alba Mariné

Desde que las pistas de skate del Parc dels Capellans se abrieron hace ocho años, han sufrido continuos actos vandálicos. Las últimas muestras de incivismo han obligado al gobierno municipal a tomar medidas, entre ellas tener que tapiar los lavabos. Los usuarios, aficionados y especialistas en el skateboarding, llevan años denunciando el estado de deterioro del espacio.

En los últimos meses, el Ayuntamiento de Reus ha convocado diversas reuniones para replantearse su futuro y encontrar una solución definitiva al vandalismo. Desde su inauguración, el proyecto del Skatepark ha supuesto más gastos que beneficios. Sólo el año pasado, el Ayuntamiento gastó 23.000 euros en mantenimiento y reparaciones, que se acumulan en los 30.000 que la ciudad invirtió en 2010 para la rehabilitación del espacio, cuando el vandalismo se apoderó de la instalación. Una situación que todavía sigue existiendo y generando un problema. Así, el mes de julio, el gobierno municipal tuvo que invertir otros 6.000 euros en reparaciones.

 

Usuarios descontentos

A pesar del gasto que ha supuesto para el Ayuntamiento la adecuación de este espacio, los usuarios reclaman mejoras en el mobiliario urbano de la zona, que se ha visto deteriorada a causa del vandalismo. El año pasado, se denunció la falta de tablas y barandillas en algunas pistas, grietas en las rampas y bordes rotos. El gobierno municipal invirtió más de 20.000 euros en arreglar los desperfectos que ahora se teme vuelvan a aparecer.

En este sentido, y ya desde su inauguración, el Skatepark se ha visto envuelto en un cúmulo de despropósitos que lo han llevado a ser un equipamiento muy diferente de lo que preveía la propuesta inicial. En septiembre del 2007, se inauguraba este espacio que debía estar gestionado por Reus Esport i Lleure y por el Club Esportiu Reuskate. Sin embargo, estas dos entidades no llegaron a ningún acuerdo y el vandalismo se apoderó de la instalación. Finalmente, tras dos años cerrado y un gasto de 246.000 euros, el Ayuntamiento decidió traspasar el equipamiento al área de Via Pública, y convertirlo en un espacio público. La voluntad del consistorio es que todos los ciudadanos puedan practicar skate.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También