Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El juez decreta prisión para los detenidos por agredir a los Mossos en las Barraques de Reus

El magistrado condena a cuatro meses de prisión a los dos responsables por un delito de atentado contra agentes de la autoridad. Deberán indemnizar a los agentes con más de 500€

Francesc Gras

Whatsapp
Imagen de uno de los conciertos celebrados en Barraques. Foto: Alba Mariné

Imagen de uno de los conciertos celebrados en Barraques. Foto: Alba Mariné

El Juzgado de Instrucción número 3 de Reus, en funciones de guardia, ha decretado prisión para los dos hombres detenidos la madrugada del domingo por agredir a tres agentes de los Mossos d’Esquadra en el espacio de las Barraques de Festa Major.

En la sentencia –dictada a través de un juicio rápido celebrado este lunes– el magistrado condena a cuatro meses de prisión a Josep Anton P. B. y a Sergi B.L. por un delito de atentado a agentes de la autoridad. Ambos acusados deberán hacerse cargo de las costas procesales y de indemnizar a los agentes lesionados con un total de más de 500 euros por las agresiones causadas y por estropear el reloj de uno de ellos. Las condenas no se aplicarán al tratarse de penas inferiores a los dos años y por la decisión del juez de suspender las penas de privativas de libertad con la condición de que no vuelvan a delinquir en los próximos dos años. 

En la sentencia, el magistrado del Juzgado de Instrucción número 3 de Reus considera probado que Josep Anton P. B. lanzó petardos en el interior de una caseta de Barraques y desoyó los requerimientos de un vigilante de seguridad que, tras recriminarle la acción, le pidió que saliera del espacio. 

Fue entonces cuando llegaron los Mossos d’Esquadra. Tras negarse a ser identificado, un agente procedió a sacar a Josep Anton P.B. de la caseta, momento en el que éste le «propició una patada en la parte anterior de la pierna izquierda y un golpe en la mandíbula». En ese momento fue cuando intervinieron los otros dos agentes que también salieron lesionados mientas los estaban reduciendo. Durante el forcejeo intervino Segi B.L. que «empujó y golpeó a los agentes de la autoridad». 

La sentencia rebaja en un tercio la pena que solicitaba inicialmente el Ministerio Fiscal, ya que todas las partes pactaron los términos de las calificaciones desde el principio.

El episodio sucedido la madrugada del domingo es la nota negativa de la edición de este año de Barraques. Y no se trata de un caso aislado, ya que las últimas ediciones tampoco han escapado de la polémica. 

Por este motivo, desde la Coordinadora de Barraques reconocen que el actual modelo ha llegado a su fin y que urge un replanteamiento. Así lo aseguraba el domingo el presidente de la Coordinadora, Adrià Llorach, que apuntaba un descenso de las personas que han asistido al Parc de la Festa. «El primer día fuimos unas 2.000, el segundo cerca de 3.000, por Sant Joan unas 4.000 y, el último día, unas 3.000». Son cifras muy inferiores a las de los buenos años». 

Llorach también lamentaba la «pasividad» del Ayuntamiento que «parece que quiera que las Barraques desaparezcan».Según explicaba, hace tres años el presupuesto para destinar a los conciertos era de 35.000€, mientras que este año ha sido de 15.000€.

Temas

Comentarios

Lea También