Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El juez envía al psiquiátrico al hombre que intentó degollar a un taxista de Reus

Jaime P. R. fue apresado por un mosso fuera de servicio cerca de la gasolinera Shell situada a la salida de la C-31b

Jordi Cabré

Whatsapp

Jaime P.R., vecino de Salou acusado de un homicidio en grado de tentativa, ha sido enviado a un centro psiquiátrico porque "no estaba en condiciones de declarar", han confirmado fuentes judiciales al Diari.

El vecino de Salou agredió a un taxista de Reus de 44 años poco después de subirse en la estación de autobuses en la madrugada del domingo 1 de abril. Según algunas versiones recibió varios cortes, entre ellos en los antebrazos al protegerse del cuello y el tórax. Fue operado el mismo domingo de los tendones y la previsión es que esta semana reciba el alta.

Las razones del ataque con arma blanca sólo se conocen por boca de la Agrupació Taxis Reus, donde su presidente, David Salvatierra, apuntó que  «el compañero desconoce por qué le agredió el pasajero y me ha asegurado que no le robó nada. También me ha explicado que a mitad de la carrera se dio cuenta de que el cliente no llevaba el cinturón de seguridad, y tras pedirle que se lo abrochara le empezó a apuñalar».

Tras ser detenido en Salou pocas horas después, Mossos se hizo cargo de este salouense, que esta mañana ha pasado a disposición judicial del Juzgado de Instrucción número 4 de Tarragona en funciones de guardia.

Fuentes judiciales señalan que "Cuando desde el centro psiquiátrico se informe de que su estado es el adecuado, se le tomará declaración y se resolverá su situación". Mientras, el detenido estará vigilado hasta que la evaluación médica.

Jaime P.R. dejó al taxista gravemente herido, en la rotonda de la C-31 b (Reus-Salou) con la A-7 (a la altura de las Quatre Carreteres, en el término de Vila-seca) y se marchó a pie.

Fue localizado poco antes de las siete de la mañana en las inmediaciones de la gasolinera Shell de Salou, en la salida de la ciudad en sentido Tarragona.

Un agente de los Mossos d'Esquadra fuera de servicio vio a un hombre que coincidía con la descripción facilitada. El hombre tenía las manos manchadas de sangre y perdió una mochila con su documentación. 

El agente se identificó, pero el sospecho empezó a lanzar piedras y echó a correr. Fue localizado y detenido por la Policía Local de Salou, en el cruce entre la avenida Joan Fuster y la carretera C-31b de Salou, y trasladado a la comisaría, donde ha permanecido hasta esta mañana de martes que pasaba a disposición judicial. 

Temas

Comentarios

Lea También