Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El juez investiga si el fabricante de prótesis Traiber financió la campaña de CiU en Reus

El sumario de una pieza del caso Innova revela que el empresario Luis Márquez contribuyó con una "ayuda importante" a la campaña electoral del alcalde, CarlesPellicer, y que "había que intentar devolverle el favor"

Josep Cruset

Whatsapp
Teresa Gomis, en el momento de entrar detenida en el coche de la Guardia Civil después del registro del ayuntamiento por el caso Innova en 2015. Detrás suyo, el alcalde de Reus, Carles Pellicer. FOTO: ALBA MARINÉ

Teresa Gomis, en el momento de entrar detenida en el coche de la Guardia Civil después del registro del ayuntamiento por el caso Innova en 2015. Detrás suyo, el alcalde de Reus, Carles Pellicer. FOTO: ALBA MARINÉ

El juez del caso Innova investiga si el fabricante de prótesis Traiber, retiradas por defectuosas, financió la campaña de CiU en las elecciones municipales del 2011 en Reus a cambio de favorecer sus ventas.

Según el sumario, el juez indaga si el empresario Luis Márquez, administrador de la compañía Traiber, contribuyó con una "ayuda importante" a la campaña electoral del actual alcalde de Reus, Carles Pellicer (PDeCAT).

Tras las elecciones, se celebró una reunión en el Ayuntamiento en la que participó el alcalde, su primera teniente, Teresa Gomis, Márquez y el exdirector general del grupo de empresas municipales Innova, Josep Prat, según la declaración de Prat al juez.

En ese encuentro, relató Prat, "la señora Gomis ratificaba todo lo que le decía el alcalde, que decía que el señor Márquez había ayudado en la financiación de la campaña y que había que devolverle el favor".

Según la declaración de Prat, Gomis ya le había comunicado antes que "había que intentar devolverle el favor" a Márquez "ayudándole" con las compras de los hospitales del grupo Sagessa (la rama sanitaria de Innova), es decir, Sant Joan de Reus, Móra d'Ebre y Amposta.

En la reunión, Prat sugirió al alcalde que presentara al empresario a los consellers de Empresa, Xavier Mena, y de Salud, Boi Ruiz, ya que Márquez "tenía intención de incrementar sus ventas en el Grupo Sagessa y en Cataluña en general".

Traiber había vendido sus implantes sin problemas entre los años 2007 y 2011 al hospital Sant Joan de Reus, pero cesó las ventas por el descontento del nuevo jefe de traumatología con la calidad de la marca.

Gomis, el exconcejal de Promoción Económica Marc Arza y Márquez se reunieron con este doctor, que declaró al juez haberse sentido presionado, y posteriormente Traiber reanudó sus ventas al hospital.

El hospital de Sant Joan concentra 1.400 de los 6.000 pacientes afectados por prótesis de cadera, columna y rodilla defectuosas de Traiber en once comunidades autónomas.

El juez atribuye a Márquez, a la exprimera teniente de alcalde Teresa Gomis y al exconcejal de Promoción Económica Marc Arza, ambos de CiU, delitos societarios y contra la salud pública, falsedad documental y blanqueo de capitales.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También