Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Movilidad

El 'lifting' que mejora la seguridad de la carretera Reus-Cambrils está a punto

La reforma de la carretera de Misericòrdia, prácticamente finalizada, ha acabado con varios cruces peligrosos. La urbanización Blancafort ha sido una de las grandes beneficiadas
Whatsapp
Imagen de la nueva rotonda que se ha hecho a la altura de la urbanización Blancafort. Foto: Alfredo González

Imagen de la nueva rotonda que se ha hecho a la altura de la urbanización Blancafort. Foto: Alfredo González

Los operarios dan estos días los últimos retoques a las obras de reforma de la carretera de Misericòrdia, la vía que une los municipios de Reus y Cambrils y que, a falta de la anhelada reconversión en autovía que se propuso hace años, ha sido reformada para mejorar su seguridad. Pendientes de que los políticos convoquen a la prensa para inaugurar formalmente el final de las obras, los trabajos pueden darse prácticamente por finalizados, a falta de detalles como la instalación de farolas o señalización vertical en  algunos cruces o rotondas.

Una de las mejoras más importantes de este proyecto ha sido la construcción de una gran rotonda a la altura de la urbanización Blancafort, que permite el acceso a la misma a sus vecinos y que además sirve para que los usuarios que salen del Club de Tennis Reus Monterols puedan dar la vuelta para dirigirse en dirección a Reus, ya que ha desaparecido la incorporación a la izquierda que había desde el club de tenis, un cruce muy peligroso.
El presidente de la Associació de Veïns Urbanització Blancafort, Bartolomé Pluma, no puede ocultar su satisfacción por las mejoras que han supuesto estas obras de reforma. «Estamos contentos. Si había algún vecino que tenía alguna duda, supongo que habrá visto que con las obras hemos mejorado en seguridad en el tráfico, tanto en nuestra urbanización como en la zona».

Desde esta asociación de vecinos, aunque inicialmente surgieron algunas discrepancias con el proyecto inicial, han defendido la necesidad de llevar a cabo estos trabajos. Eso sí, con la condición de que se tuviesen en cuenta sus peticiones. Una de ellas era cerrar el viejo acceso a la urbanización que había al lado de la entrada al Club de Tennis Reus Monterols, un acceso que ha sido sustituido por el que hay desde la nueva rotonda. «Siempre defendimos que queríamos seguir siendo una urbanización tranquila y no un lugar de paso de vehículos y lo hemos conseguido», recuerda Bartolomé Pluma.

Nuevo cruce en la urbanización

Otra de las mejoras que ha supuesto estas obras -y que inicialmente no contemplaba el proyecto- ha sido el acondicionamiento del cruce entre las calles Andorra y Anglaterra, en la urbanización Blancafort. En este punto, inicialmente, estaba proyectada una pequeña rotonda que finalmente no se ha llevado a cabo. El problema vino dado porque los técnicos se dieron cuenta de que en el espacio que quedaba disponible era prácticamente imposible encajar una rotonda que permitiese el giro de los vehículos pesados, como por ejemplo el camión de la basura que tiene que entrar en dirección al Club de Tennis Reus Monterols. Por este motivo, en su lugar se ha construido, de manera consensuada con el Ayuntamiento de Reus, una ‘geometría de intersección’.

Otra actuación importante del proyecto de remodelación de la carretera de Misericòrdia ha sido la construcción de una nueva rotonda a la altura de la urbanización y club de golf Reus Aigüesverds. El peligroso cruce que obligaba a girar a la izquierda a los coches que llegaban de Reus y se incorporaban a la urbanización ha desparecido, mejorando sensiblemente la seguridad de este punto.

Cabe recordar que los trabajos de reforma de esta carretera han sido finalmente más caros que lo que el Departament de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya había presupuestado en un principio. La detección de algunas incidencias obligó a Territori a modificar ligeramente el proyecto inicial, que se encareció en 167.000 euros, hasta un coste total de 1.333.512 euros. Entre estas modificaciones también está la adaptación de los caminos de acceso y desplazamiento del centro de la rotonda norte, nuevos muros para ajustes en el terreno real, ajustes de drenaje, reposición de riegos no previstos en el proyecto, adaptación de la reposición de Telefónica (según su petición), adaptación de la reposición de Endesa (según criterio de la compañía) y reposición de servicios de agua potable no previstos en el proyecto adjudicado.

Temas

Comentarios

Lea También