Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El mal estado del Skatepark de Reus obliga a sus usuarios a patinar en otras zonas

La pista municipal acumula años de actos vandálicos y reparaciones puntuales sin éxito. El alcalde se reunió el lunes con un grupo de ‘skaters’ y ‘bikers’ y se comprometió a poner una solución sobre la mesa ante sus reiteradas quejas

C. Bergadà - F. Gras

Whatsapp
Los patinadores ya no utilizan en la actualidad el Skatepark.  FOTO: alba mariné

Los patinadores ya no utilizan en la actualidad el Skatepark. FOTO: alba mariné

«Cada fin de semana nos vamos a buscar pistas a otros sitios que tengan unas condiciones mínimas». Son palabras de Gerard Martí, miembro de Bikecamp y antiguo usuario del Skatepark de Reus. Cansados de acumular horas en otros espacios y municipios, los integrantes de esta asociación han puesto en marcha una campaña a través de las redes sociales para hacer llegar al alcalde de Reus la necesidad de construir un nuevo equipamiento para patinar e ir en bicicleta de forma segura. 

Principalmente, está focalizada en Instagram y busca llamar la atención y «hacer presión» frente a los miembros del gobierno municipal. Pero también ante el resto de la ciudadanía. «Queremos que la gente de la ciudad vea que realmente es necesario», añadía él mismo, sin dejar de mencionar que «ya hace muchos años que pedimos que se arregle la pista y lo único que han hecho son reparaciones puntuales y quitarnos más de la mitad de las rampas». De hecho, en la actualidad sólo queda en pie un half-pipe. 

Pasado un mes desde su inicio, la movilización en redes sociales de la entidad ya ha tenido su recorrido. En primer lugar, con un encuentro con los responsables del área de Juventut y, el pasado lunes en el transcurso de los Dilluns amb l’alcalde, con Carles Pellicer. En este encuentro, el propio  alcalde explicaba ayer que se comprometió a poner una solución sobre la mesa que termine con el culebrón del Skatepark tras reconocer que no habían encontrado una solución satisfactoria a sus reclamaciones. También manifestó que las dificultades presupuestarias de los últimos años han supuesto un freno a las inversiones. 

Según fuentes municipales consultadas por el Diari, tanto Pellicer como el concejal de Esports, Jordi Cervera, trabajan en una propuesta definitiva y novedosa que se daría a conocer en breve. 
«Antes el Skatepark era una referencia. Venía gente de todos lados», añadía Gerard Martí, quien también comentaba que hace unos años podía haber unas 50 personas los fines de semana, cifra que a día de hoy no supera los 15. «Llegamos a construir nuestra propia pista en casa de un amigo viendo que lo de Reus no tenía solución. Pero también se deterioró», apuntaba. A nivel propositivo, este biker cree que la mejor solución sería levantar una nueva pista hecha toda de cemento.

Más de 10 años de culebrón

La historia de la pista de skate de Reus se remonta al año 2007, cuando el tripartito la inauguró. Desde entonces, el equipamiento ha sido un quebradero de cabeza para el gobierno municipal. En enero de 2008 tuvieron que cerrar las instalaciones por vandalismo y llegó a clausurarse parcialmente en 2016 por mal estado. También se recogieron  firmas para que se pusiera remedio antes de que alguien sufriera una lesión. Desde entonces, los cierres del espacio han sido intermitentes por distintos motivos.

Temas

Comentarios