Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El 'marrón' del Passeig Nord de Reus

El polémico proyecto del ARE del Passeig Nord fue descartado hace dos años. El gobierno actual se comprometió a ejecutar un plan más acorde con los tiempos, que sigue sin llegar

Redacción

Whatsapp
El Passeig Nord, ubicado junto a la carretera de Castellvell, no llegó a tomar forma. Es uno de los proyectos de ciudad que quedó en ´standby´. Foto: Pere Ferré

El Passeig Nord, ubicado junto a la carretera de Castellvell, no llegó a tomar forma. Es uno de los proyectos de ciudad que quedó en ´standby´. Foto: Pere Ferré

El Àrea Residencial Estratègica (ARE) del Passeig Nord es seguramente el proyecto urbanístico sin ejecutar más polémico que ha tenido Reus. Nació en la época del tripartito como un ambicioso plan de expansión tanto a nivel residencial, comercial como de espacios públicos. Y eso sin olvidar su función de nexo de unión entre las variantes Sur y Este creando lo que se llamó el tercer anillo de circunvalación de la ciudad. Pero entonces llegó la crisis económica y, con ella, el fin de la historia.

Desde el año 2009, aproximadamente, el macroproyecto del ARE del Passeig Nord continuó despertando una profunda animadversión tanto por parte de los residentes de la zona como de los gobiernos postripartito. Esto fue así hasta que la Comissió de Política Territorial i Urbanisme de la Generalitat de Catalunya, en marzo de 2014, acordó enterrarlo definitivamente.

No obstante, y tras la noticia, el entonces gobierno en coalición de CiU y el PP abrió la puerta a reformular el proyecto y realizar una actuación más acorde con los tiempos actuales y dejando a un lado el concepto de ARE para centrarse en las mejores del vial del Passeig Norte.

Para llevarlo a cabo se anunció su inclusión en el redactado del nuevo Pla d’Ordenació Urbanística Municipal (POUM) contemplando un superficie mucho menor (más de un 20% ) y encabezado por zonas verdes. Pero ni aquel gobierno ni el actual –formado por CiU, ERC y Ara Reus– ha logrado todavía aprobar la modificación del POUM que podría hacer realidad un proyecto que, en caso contrario, sumaría un nuevo fracaso. Y es que una vez incluido en el POUM faltará la correspondiente partida presupuestaria.

Más de 6.000 viviendas

La intención inicial del ARE del Passeig Nord era que la ciudad se expandiera hacia el norte con una superficie total de 112 hectáreas, el 76% de las cuales tenían que destinarse a espacios públicos. El tanto por ciento restante era para uso residencial y comercial, y las zonas verdes eran uno de los principales pilares de esta actuación. Se preveía la construcción de más de 6.000 nuevas viviendas.

El anuncio de este proyecto provocó duras quejas de los vecinos de la zona, que constituyeron una nueva asociación de vecinos, Planes-Monterols, con el objetivo de paralizarlo. Las más de 80 familias afectadas se manifestaron desde el primer momento contra esta actuación, que consideraban una «aberración» porque iba a destruir uno de los pocos pulmones verdes que tiene la ciudad. La mayoría eran familias con actividades agrícolas, industriales y ganaderas.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También