Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El mayor gasto en libros escolares 'ahoga' a las familias numerosas

Aseguran que la entrada en vigor de la Lomce les obliga a cambiar los ejemplares, un gasto que puede llegar a los 1.000 euros
Whatsapp
Pere Aluja y su mujer junto a sus tres hijas. Asegura que ha tenido que desembolsar 1.000 euros en los libros de las chicas. Foto: Alba Mariné

Pere Aluja y su mujer junto a sus tres hijas. Asegura que ha tenido que desembolsar 1.000 euros en los libros de las chicas. Foto: Alba Mariné

El gasto en los libros de texto es uno de los principales quebraderos de cabeza de las familias al comienzo del curso escolar. Una preocupación que se multiplica por hijo en el caso de las familias numerosas de la ciudad con la entrada en vigor de la nueva Ley Orgánica de mejora de la Calidad Educativa (Lomce). «Con la nueva normativa muchas familias han tenido que cambiar todos los libros, lo que les impide aprovechar el material entre hermanos. Muchas familias numerosas no pueden soportar el gasto que supone cambiar todos los libros», afirma el delegado en Reus de la asociación de Familias Numerosas de Catalunya (FANOC), Pere Aluja, quien cifra en alrededor de 2.500 las familias numerosas que existen en la capital del Baix Camp.

El mismo representante de la entidad en la ciudad es un ejemplo de la situación que describe. Asegura que «he tenido que invertir alrededor de 1.000 euros en los libros de mis tres hijas a raíz de la entrada en vigor de la Lomce, cuando años atrás la inversión que hacíamos era considerablemente mucho menor». Pere Aluja y su mujer son padres de tres hijas.

Además del gasto que supone, el delegado apunta que la «obligación» de renovar los textos impide lo que desde la asociación de Familias Numerosas de Catalunya se promueve: reciclar los libros escolares. «Ahora es casi imposible reutilizar el material porque ha quedado obsoleto y los libros no son útiles», explica.

Esta circunstancia no impide que las familias acudan al banco de material infantil de la entidad, una cartera de ofertas y demandas de este tipo de objetos para poder posteriormente intercalarlas entre las familias. Las donaciones son totalmente voluntarias y gratuitas. En tiempos como los actuales Pere Aluja reconoce que «cada vez son más las familias que usan este recurso y que también colaboran».

 

Becas de libros

Paralelamente, la asociación también ha visto incrementadas el número de solicitudes de información sobre las becas de libros. «A pesar de que hay más familias que necesitan estas subvenciones el cambio en los requisitos económicos ha hecho que muchas se queden fuera de la convocatoria», afirma el delegado en Reus de FANOC. Desde la entidad se muestran partidarios de estudiar cada caso en particular, «no con el objetivo de beneficiar a las familias numerosas sino de procurar que todas las familias tengamos las mismas oportunidades».

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También