Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El mediático deportista de un metro de altura, Joan Pahisa, explica su experiencia en Reus

A pesar de su discapacidad, es el gran ejemplo de que, con esfuerzo y actitud positiva, todo es posible en esta vida

Joan Morales

Whatsapp
Joan Pahisa, este lunes en la Biblioteca Central Xavier Amorós de Reus. FOTO: ALBA MARINÉ

Joan Pahisa, este lunes en la Biblioteca Central Xavier Amorós de Reus. FOTO: ALBA MARINÉ

Imaginénse por un momento que, en un día rutinario de sus vidas, van a sacar dinero de un cajero automático y no llegan a la pantalla. O que van a comprar al supermercado y aquella lata de atún que tanto les gusta está en la estantería más alta y no la pueden coger. O que van a salir en coche de un parking y, desde su asiento de conductor, no llegan a la máquina para introducir el ticket y que la barrera suba. Imaginénse por un momento cómo sería su día a día si midiesen un metro de altura.

Todas estas situaciones son algunas de las muchas a las que tiene que enfrentarse cada día Joan Pahisa, un hombre que, a pesar de su metro de estatura, es todo un ejemplo de superación. Invitado por el Ayuntamiento de Reus -como protagonista de la campaña Ability School Day que se pondrá en marcha junto a la Fundació Adecco y la empresa Altrad-Rodisola- Joan ha estado este lunes en la Biblioteca Central Xavier Amorós para ofrecer una charla que no ha dejado indiferente a ninguno de los asistentes, entre los que también había algunos niños.

El metro de estatura no ha sido impedimento para que Joan Pahisa se haya convertido en deportista de elite (es un consumado jugador de ping-pong), ingeniero informático y, desde hace un tiempo, orador y transmisor de una idea muy clara: las barreras (tanto las físicas como las mentales) están para superarlas. Para captar el mensaje, qué mejor manera que poner ejemplos. «Cuando empecé a jugar a ping-pong, en un campeonato me eliminaron en cuartos de final porque mi rival me empezó a sacar las bolas en corto y yo no llegaba al centro de la mesa. Ante este hecho, y después de enfadarme mucho por esta falta de respeto, lo que hice fue aprovechar esta energía negativa para motivarme todavía más y entrenarme para demostrar a mis rivales que les podía ganar. El resultado fue que al año siguiente volví a enfrentarme a este jugador y le gané 3-0».

Joan Pahisa también anima a la gente a enfrentarse a sus miedos, como la única manera de superarlos. «Cuando era pequeño tenía miedo de salir a la calle, porque mucha gente me insultaba, me señalaba o se reía de mí. Ante esto, tenía la opción de no hacer caso o la de afrontar este miedo. Opté por esto segundo, por eso os digo que hay que entrenar nuestra actitud ante los miedos que tenemos para poder superarlos. Hoy en día salgo a la calle sin ningún problema».

Transmisor de valores

Empatía, pedir ayuda a los demás, sacrificio, creer en nosotros mismos... Joan Pahisa es una fuente inagotable de transmisión de valores y un gran ejemplo de que si uno cree en sus posibilidades todo es posible en esta vida. «Nuestros puntos débiles los podemos convertir en fortalezas», ha comentado Joan poniendo como ejemplo su pequeña muleta que le acompaña a todas partes. «Todos tenemos que encontrar nuestra muletas particulares que nos ayuden en esta vida. La mía me sirve, desde para coger algo de una estantería, hasta apoyarme si estoy cansado o poner un libro mientras leo" ha añadido. Después de doctorarse en Ingeniería Informática, Joan Pahisa está cursando actualmente el doctorado y es profesor en la universidad. «Todos tenemos momentos malos, pero no hay que hundirse en el agua, sino salir a flote», ha comentado después de enseñar un fragmento del documental 'Glance Up' (mirar hacia arriba). En definitiva, tal y como se titulaba la conferencia, todo un ejemplo de 'Attitude, Aptitude, Altitude'.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También