Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Ocio

El negocio de la restauración en Reus, en alza

El sector considera que Reus se ha convertido en un referente gastronómico, convirtiéndose en una ciudad atractiva con oferta variada que atrae a todo tipo de clientes. En el centro se han abierto este mes, tres nuevos restaurantes

MONTSE PLANA / JORDINA SALVAT

Whatsapp
La plaza del Mercadal es el epicentro del sector, donde se acumula un buen número de bares, restaurantes y sus terrazas. FOTO: ALBA MARINÉ

La plaza del Mercadal es el epicentro del sector, donde se acumula un buen número de bares, restaurantes y sus terrazas. FOTO: ALBA MARINÉ

Reus ha vivido, en los últimos años, un gran crecimiento del sector restauración, con la apertura de nuevos establecimientos, con la plaza del Mercadal como epicentro. Una tendencia que sigue al alza. Lo demuestran los recientes movimientos que se están produciendo estos días en el centro: han abierto dos nuevos restaurantes en el Mercadal y el Pallol y, en septiembre, lo hará un tercer restaurante en la calle Santa Anna. «El sector está en un muy buen momento, con mucha competencia y demanda», señala el presidente de la Associació de Comerciants, Pol Salvadó.

Hay quien ya considera la capital del Baix Camp el «referente gastronómico del Camp de Tarragona». Así lo afirma el barcelonés Gerard Tortajada, quien pondrá en marcha en breves, al lado de un segundo socio, un restaurante en la ciudad. «Cambrils es el referente en verano y Reus, durante todo el año», dice.

Tortajada, de Barcelona, había tenido un negocio en la capital catalana, pero él y un amigo suyo –de Reus– decidieron desplazarse al Baix Camp: «El precio de los alquileres en el centro son asequibles, nada que ver con Barcelona». Señala que Reus está al alza «y es positivo que haiga competencia».

En este sentido, Gerard Tortajada reflexiona que «si eres el único restaurante, la gente tiene que desplazarse expresamente. En cambio, si hay un buen tejido, es más fácil llegar a público que no te conoce gracias a las sinergias que se crean. Esto sucede en Reus, lo que hace que la ciudad sea interesante». Su intención es abrir el nuevo restaurante (Vitric Restaurant) la primera semana de septiembre en un local de la calle Santa Anna, con un concepto de «cocina gastronómica a precios asequibles», explica Tortajada.

Sa Kika, en la plaza Mercadal, es otro ejemplo. En este caso, el restaurante abrió puertas el fin de semana pasado. Su propietario, Lluís Llauradó, ya tiene un establecimiento en la plaza de les Peixeteries Velles y ahora ha decidido ampliar el negocio con la idea de desarrollar una franquicia y abrir, en noviembre, en Ibiza.

«Esta era la mejor ubicación por la diversidad de personas que pasan por esta calle», señala Llauradó, que destaca el hecho que Reus tenga una zona peatonal céntrica «envidiable», con comercios y gastronomía para todos los gustos. «Creo que el potencial de la ciudad es que ofrece restauración para todo tipo de paladares. Esto es interesante para los clientes locales y también para el turista», añade.

Sinergias con el comercio

Desde la Assocaició de Comerciants del Pallol, su presidente, Pol Salvadó, explica que la buena salud del sector restauración beneficia el comercio, creando sinergias. En este sentido, el propietario de Sa Kika, Lluís Llauradó, señala que «los restaurantes dan ambiente y caliu» a la ciudad, con «un goteo de sensaciones, ya no solo gustativas o de olfato, sino sociales». «Es una ciudad muy sociable e ir a comer fuera siempre gusta porque te conecta con la gente», añade Llauradó.

Todo este ambiente atrae gente y visitantes a la ciudad. No obstante, Pol Salvadó destaca que las tiendas de proximidad están lejos de los restaurantes. «La tendencia de los establecimientos de restauración es buena, porque parece que la gente ha recuperado el ocio y el hecho de ir a tomar algo, y todo esto se nota en Reus, pero al comercio le cuesta más. La crisis y la venta online nos ha afectado», lamenta Salvadó.

Temas

Comentarios

Lea También