El nuevo centro de día de Alzheimer de Reus se prevé que esté listo para septiembre

El equipamiento está impulsado por la Fundación Rosa María Vivar y dará servicio a 80 usuarios y 60 más en la unidad de rehabilitación cognitiva

Montse Plana

Whatsapp
Se ha plantado un olivo en el que será el centro del edificio. FOTO: Cedida

Se ha plantado un olivo en el que será el centro del edificio. FOTO: Cedida

El nuevo centro de día de Alzheimer de Reus ya empieza a materializarse. Los fundamentos del edificio están puestos y los trabajos avanzan con previsión que en verano el equipamiento esté listo y que pueda entrar en funcionamiento a finales de septiembre, con capacidad para 80 personas y 60 más en la unidad de rehabilitación cognitiva. Este es el calendario con el que trabaja la Fundación Privada Rosa María Vivar (FRMV), impulsora de este proyecto que se está levantando en la avenida de Antoni Planàs i Marca, cerca del Santuari de Misericòrdia, en unos terrenos cedidos por el Ayuntamiento de Reus por un periodo de 50 años. «Es un día importante para la ciudad porque ésta es una necesidad», ha subrayado este mediodía la presidenta de FRMV, Margarita Oliva. Y es que, actualmente, en el espacio de la Associació de Malalts d’Alzheimer de Reus i Baix Camp únicamente se pueden atender a 25 usuarios, mientras que se calcula que en la área de influencia de Reus hay 5.600 personas afectadas por esta enfermedad y, en la provincia, 16.500

Con las obras ya en marcha, hoy se ha celebrado el acto simbólico de la primera piedra. Aunque no ha sido una piedra lo que se ha colocado, sino un olivo centenario cargado de sentimentalismo. Y es que proviene del jardín de la fundadora, Rosa María Vivar –madre de los hermanos Oliva y que padece Alzheimer–, con la intención de ser un punto de partida, una mirada atrás en el recuerdo y también un símbolo de longevidad, salud y prosperidad. «El envejecimiento es uno de los principales retos», ha señalado el conseller de Treball, Afers Socials i Famílies de la Generalitat, Chakir El Homrani. Por su parte, el alcalde de Reus, Carles Pellicer, ha recordado las primeras conversaciones con la fundación. «En seguido vimos la necesidad de decir que sí», ha subrayado.


Programa de estimulación

El nuevo centro diurno para personas con Alzheimer de Reus es un proyecto pionero en el que se desarrollará un programa de estimulación cognitiva, con el objetivo de lentecer la progresión de los síntomas. De la mano de 30 terapeutas, se realizarán sesiones de musicoterapia, estimulación sensorial, terapia emocional, de socialización, entre otras actividades. Todo, en un espacio de 1.000 metros cuadrados construidos y 3.500 de zona enjardinada. «Funcional, sencillo y, en definitiva, que la gente se sienta como en casa». Así es como describe Sofia Oliva, de GCA Architects y nieta de Rosa María Vivar, el edificio que empezó a levantarse en enero. El equipamiento se estructura a partir de un patio central, donde se encuentra el olivo centenario. Es a su alrededor que se organizan distintos módulos construidos con madera contra-laminada «con el objetivo de dar calidez al espacio», añade Oliva. La inversión es de 2 millones de euros, mayoritariamente aportados por la fundadora y otras familias y empresas del territorio. Por otro lado, se está trabajando con Generalitat para poder ofrecer ayudas públicas a los futuros usuarios.

Temas

Comentarios