Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Sociedad

El ocio nocturno de Reus ya no cierra por vacaciones

Discotecas y pubs de la ciudad cuentan con el favor de los clientes y, con las terrazas, el negocio es rentable

J.Salvat / M.Martínez

Whatsapp
La discoteca Sabana llena una noche del fin de semana

La discoteca Sabana llena una noche del fin de semana

Claro está, no estamos hablando de discotecas llenas a más no poder todas las noches como ocurre en la costa. O de locales masificados un fin de semana sí y otro también. Pero hay una tendencia innegable: el ocio nocturno de Reus, en verano, es una elección que cada vez más gente escoge como alternativa a los municipios más turísticos. 

Esto lo demuestra el hecho de que ninguno de los grandes locales o bares festivos baja la persiana estos meses como sí hacía en el pasado. Un claro ejemplo es el de la discoteca Sabana. Pep Vila, propietario del negocio, apunta que el pasado viernes tuvo la misma cantidad de clientes que en un sábado de temporada alta. «En verano, cada día puede ser una sorpresa», sentencia.  

Lo que antes se traducía en pérdidas económicas porque la mayoría de clientes se desplazaba en búsqueda de fiesta a Salou o bares de la costa, ahora resulta rentable. Así lo confirma Jordi Casas, propietario de La Nit, l’Hangar i el nuevo bar La Terrassa. Según el empresario «no hay grandes beneficios, pero tampoco pérdidas». Ahora bien, Casas es realista y apunta que «el número de gente no es tan alto en verano porque busca otro tipo de eventos». Aquellos que son sinónimo de los meses de verano y contra los que no se puedes competir: Tener el mar al lado, irse de vacaciones o las fiestas que se organizan en los pueblos. 

Aun así, según el empresario del Sabana, Pep Vila, «hace ya años que la tendencia de ocio nocturno en verano ha cambiado, sobre todo por el tipo de oferta que damos. Los clientes se sienten cuidados», explica. En esta línea, desde el Hangar, Jordi Casas, considera necesario mantener abiertos sus locales para «aquellos que no se van de vacaciones y quieren seguir pasándolo bien». 

Adaptarse al verano
Otro empresario que no echará el cierre es Marcos Brotos. El dueño del local Brotos llevaba cinco años vinculado al pub Blondie y le sirvió de experiencia para asumir el nuevo reto. Así, Brotos considera Sant Pere como el inicio de esta «temporada discontinua» en cuanto a cantidad clientes. Considera fundamental ofrecer un servicio de terraza como anzuelo para que la gente siga la fiesta de noche. «En verano lo que interesa es el ocio al aire libre, el problema es que tenemos que cerrarla a las dos», reflexiona. Algo que sigue generando debate entre los reusenses que quieren salir y los que quieren descansar. 

Las terrazas son el gran reclamo perfecto para los ciudadanos que deciden tomarse una copa  tranquilamente y de forma más relajada. El Sabana dispone de una en su recinto. Un plus, como señala Pep Vila, a unas instalaciones adecuadas para el verano que permiten disfrutar, también, al aire libre. 

En la misma línea, La Terrassa, en la plaza de les Peixeteries Velles, ofrece copas, menús y sishas. El propietario de La Nit i L’Hangar, Jordi Casas, se aventuró con esta apuesta hace unas pocas semanas para tener un complemento al negocio de los pubs, ya que el consumo en las terrazas, en muchas ocasiones, sirve de previa a la fiesta nocturna.

Evitar multas
Tal y como indican los clientes, otro factor que ayuda a quedarse a Reus es evitar los desplazamientos. «La gente prefiere no desplazarse en coche porque así evitas los controles policiales de alcoholemia», asegura Maria. Y si hay que hacerlo, añade, es los fines de semana y en citas especiales. Según señala Jordi Casas desde l’Hangar, «los controles han ayudado tanto a la seguridad vial como a los negocios locales». Desde el Sabana apoyan este argumento: «Estar en Reus significa estar tranquilo y no tener que pensar en aparcamiento o desplazamientos, liberarse de preocupaciones». 

La mayoría de usuarios que optan por el ocio nocturno en Reus tienen entre 22 a 50 años. Un amplio abanico que se produce gracias a la diferenciación de ambiente y oferta que encontramos en los pubs y terrazas de la ciudad.

Temas

Comentarios

Lea También