Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El pabellón ligero de la escuela Joan Rebull tendrá una superficie de 2.565 m²

El equipamiento, que representará una inversión de 1,2 millones, tendrá también una pista polideportiva apta para deportes como el patinaje 

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen virtual del futuro pabellón ligero del colegio Joan Rebull. El proyecto se redactará y licitará este año, y la previsión es que las obras se acaben en 2019. FOTO: Cedida

Imagen virtual del futuro pabellón ligero del colegio Joan Rebull. El proyecto se redactará y licitará este año, y la previsión es que las obras se acaben en 2019. FOTO: Cedida

La comunidad educativa de la Escola Joan Rebull y las asociaciones de vecinos donde se ubicará el futuro pabellón ligero de centro educativo han conocido, hace unos días, los detalles del proyecto.

Representantes de la dirección de la escuela y del AMPA, además de las entidades vecinales, asistieron a una reunión para estar al tanto de las características del equipamiento anexo a la escuela. El proyecto se redactará y licitará este año, y la previsión es que las obras finalicen en 2019. 

Personalmente, el alcalde de Reus, Carles Pellicer, acompañado del concejal de Esports, Jordi Cervera, y la concejal de Ensenyament i Política Lingüística, Dolors Sardà, y el grupo municipal del PSC, explicaron las particularidades del equipamiento. 

Cabe recordar que la construcción del pabellón es fruto del acuerdo entre el gobierno municipal y el grupo municipal del PSC, que acordaron destinar una parte del remanente de liquidación de las cuentas del año pasado a la construcción de los pabellones ligeros de la Escola Joan Rebull y también la Escola Cèlia Artiga. La inversión aproximada será de 1.215.000 euros para cada uno de los equipamientos.
Características

Está previsto que el pabellón ligero de la Escola Joan Rebull tenga una superficie de 2.565 metros cuadrados con una pista polideportiva de 22 x 44, y que será apta para practicar diferentes modalidades deportivas, como puede ser el patinaje y el hockey patines. 
Desde el Ayuntamiento recuerdan que este tipo de equipamientos «es una apuesta para cubrir la ciudad de instalaciones deportivas de proximidad y facilitar la práctica deportiva de todos los colectivos».

Des del consistorio, también hacen hincapié en que los pabellones ligeros «tienen como objetivo responder a las necesidades escolares, tanto en lo que se refiere a las actividades docentes de educación física como a las actividades extraescolares deportivas». De hecho, desde la Escola Joan Rebull se había manifestado públicamente, y en más de una ocasión, la necesidad de «contar con un equipamiento deportivo cubierto porque el gimnasio se nos ha quedado pequeño. Además, este polideportivo también podría ser de uso compartido con los vecinos del barrio».

Uso social

Uno de los valores añadidos de la futura construcción es que seguirá la línea de los que ya existen en la ciudad en cuanto a su uso social. Concretamente, su función se distribuirá en tres franjas horarias: escolar (para actividades docentes propias del centro escolar o, puntualmente, de centros escolares cercanos); extraescolar (de lunes a viernes al mediodía y en horario correlativo al escolar por la tarde, también para competiciones escolares los sábados por la mañana); y por último un horario social de uso deportivo para proyectos y programas municipales, entidades deportivas, vecinales y actividades de deporte para toda la ciudadanía (de lunes a domingo).

Comentarios

Lea También