Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El parking cambió la estructura de la plaza Prim en el año 1975

Hasta entonces el tráfico de vehículos era circular y después sólo quedó restringida a la conexión del Tomb de Ravals
Whatsapp
Imagen del agujero del parking con el Raval de Jesús al fondo. Foto: Cimir

Imagen del agujero del parking con el Raval de Jesús al fondo. Foto: Cimir

La última gran intervención que se realizó en la plaza Prim (si no contamos la reforma de hace unos años de la calle Llovera que, de pasada, afectó a una parte de la plaza) fue en el año 1975, coincidiendo con la construcción de un aparcamiento subterráneo. El arquitecto Anton Pàmies recuerda que, por entonces, «un grupo de arquitectos ya dijimos que hacer un parking en la plaza Prim no era una buena idea, ya que atraería toda la circulación, convirtiendo la plaza en un embudo que colapsaría el centro, ya que hay que recordar que en aquella época no había ningún parking más en la ciudad».

La construcción del aparcamiento obligó a cambiar la forma de la plaza que, hasta ese momento, había tenido una tráfico de vehículos circular, pudiendo éstos dar toda la vuelta a la plaza. Se aprovechó para ensanchar el espacio público incorporándolo hacia los porches. Una vez construido el parking, volvió a colocarse el monumento del general Prim y el suelo se pavimentó con el sistema de lozas que existe en la actualidad.

Desde entonces, y salvo algún retoque puntual como por ejemplo el de la parte que toca a las calles Llovera y Monterols, y la construcción de un ascensor de acceso al parking, la plaza Prim no se ha reformado.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También