Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El parking de la antigua Samsa de Reus se convierte en un vertedero de basura

Entre la suciedad acumulada hay neumáticos. También es aprovechado como aparcamiento gratuito

Joan Morales

Whatsapp
Aspecto que ofrece el aparcamiento del antiguo concesionario de coches de Samsa. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Aspecto que ofrece el aparcamiento del antiguo concesionario de coches de Samsa. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

No han pasado ni dos años desde que una enorme grúa descolgaba los rótulos del histórico concesionario Samsa de Citroën de la avenida Marià Fortuny y el espacio, especialmente la parte posterior que toca a la zona del Mas Sabater y el túnel de conexión con la Urbanización Sant Joan, se ha convertido en un nido de porquería. Bidones, restos de obra, tablones de madera, bolsas de basura, compresas, pañales usados de bebé e, incluso, una cincuentena de neumáticos (con el riesgo ecológico que conllevan) se acumulan en uno de los rincones del aparcamiento, ante la incredulidad y la indignación de los vecinos.

Una mujer que este martes paseaba a su perro por la zona, y que prefirió mantener su nombre en el anonimato, explicó al Diari que «cuando se cerró el concesionario de coches el espacio se quedó limpio. Esto se ha ido ensuciando con el paso del tiempo, porque la gente tira de todo, como si esto fuese un vertedero de basura».

Además de la suciedad acumulada, el espacio -tanto la parte posterior de las instalaciones, como los laterales- se ha convertido en un aparcamiento gratuito para varias decenas de coches que aparcan a diario. Incluso, el Diari ha sido testigo de la presencia de algún ciudadano realizando trabajos de mecánica en su vehículo en este espacio, que Samsa vendió en su día a un nuevo propietario.

Cabe recordar que los requerimientos, por parte del Ayuntamiento de Reus, de limpieza a dueños de solares o de terrenos no urbanizados se han disparado en los últimos años, coincidiendo con la crisis económica, especialmente en el sector de la construcción. Según las cifras que maneja el área de Medi Ambient del Ayuntamiento de Reus, desde el año 2005 hasta el 2015 se habían disparado estos requerimientos de limpieza, pasando de los 16 a 107.

De hecho, en verano del año pasado, Medi Ambient inició una campaña de información a los propietarios de solares de la ciudad para recordarles su obligación de mantener los espacios en condiciones de higiene y seguridad para evitar riesgos. En su día se enviaron cartas personalizadas a los 543 dueños de los 1.307 terrenos urbanizables sin construir que hay en el término.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También