Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El pleno de este mes debatirá la apertura de un multicines en el Centre Comercial La Fira de Reus

La voluntad del gobierno municipal es desatascar la cesión del local e iniciar el proceso cuantos antes tras la noticia del futuro cierre del Reus Palace. Los partidos de la oposición, menos la CUP, ya mostraron su voluntad de apoyar la medida

F.G.

Whatsapp
Imagen del pleno del pasado mes de diciembre. Foto: A. González

Imagen del pleno del pasado mes de diciembre. Foto: A. González

La llegada de un multicines al centro comercial La Fira se debatirá en el próximo pleno pleno municipal, previsto para el lunes día 23 de enero. Ésta es la voluntad del equipo de gobierno, que desea poner en marcha cuanto antes todo el proceso. Y más ahora ante la posibilidad de que la ciudad pueda quedarse sin unos cines tras trascender la noticia del futuro cierre del Cine Reus Palace para dar paso un geriátrico.

La firme voluntad del equipo de gobierno de desatascar la situación no es ninguna novedad. Asimismo ya lo expresó el propio alcalde de Reus, Carles Pellicer, al finalizar la sesión plenaria del pasado mes de diciembre. “Los cines serán una realidad porque lo quiere el gobierno, la ciudadanía y también la mayoría de partidos en la oposición”.

Lo que ocurrió en aquella ocasión fue que la votación sobre la renuncia por parte del Ayuntamiento del local de su propiedad en el complejo comercial se pospuso por falta de acuerdo político. Y esto que todos los partidos de la oposición, a excepción de la CUP, veían con buenos ojos el proyecto. Aún así, les generaba ciertas dudas legales la cesión gratuita del local a Metrovacesa (actualmente Merlín Properties) y si existiría la posibilidad de lograr ingresos adicionales si el negocio de los cines funcionaba. Ahora, tras los acontecimientos ocurridos, todo apunta a que la cesión del local se aprobará sin sorpresas.

Cabe recordar que el contrato inicial entre el Ayuntamiento y Merlín Properties contemplaba la cesión gratuita del espacio a la ciudad (a excepción del pago de los gastos por servicios, gastos comunes y tributos del complejo comercial) con la obligación, por parte del consistorio, de no cederlo a terceros.

Conforme a ley

En medio de todo este debate, el secretario municipal redactó el pasado mes de diciembre un informe técnico que concluye que la renuncia por parte del Ayuntamiento del uso del local cedido por la concesionaria “es conforme a derecho, sin prejuicio de los temas y condiciones que de la misma se pacten entre Ayuntamiento i empresa concesionaria”.

El mismo estudio también subraya las consideraciones emitidas desde los Serveis Territorials que manifiestan la existencia de espacios municipales en la ciudad “más adecuados por superficie, infrautilización y localización” para albergar propuestas dirigidas a la ciudadanía. “Se considera, por lo tanto, más razonable optimizar para la ubicación de nuevos servicios estos espacios municipales que la ocupación del espacio cedido por Merlín Properties”.

Según el contrato firmado entre las dos partes, el local tenía que destinarse a usos de interés público o albergar equipamientos sociales comunitarios compatibles con el uso comercial del centro. Por este motivo, la intención inicial del alcalde de Reus expresada en verano de 2015 era poner en marcha un gran centro cívico (Centre Cívic Gregal) con auditorio y ludoteca para dar respuesta a los residentes en la zona del Parc Sant Jordi y alrededores.

Temas

  • REUS

Lea También