Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Movilidad

El proyecto de un parking en el solar del Hospital Sant Joan de Reus sigue paralizado

Baches, suciedad, desorden en las plazas de aparcamiento, barro cuando llueve y falta de iluminación son las quejas más comunes entre los usuarios del espacio

Joan Morales

Whatsapp
Un coche saliendo este martes del solar donde se aparca delante del Hospital Sant Joan. Foto: Alba Mariné

Un coche saliendo este martes del solar donde se aparca delante del Hospital Sant Joan. Foto: Alba Mariné

Han pasado cuatro meses desde que el consejo de administración de Reus Mobilitat i Serveis pospuso la votación sobre la mejora del solar para aparcar delante del Hospital Sant Joan y el proyecto sigue paralizado. El equipo de gobierno anunció en su día el proyecto para adecuar el espacio en un aparcamiento regulado y con una tarifa reducida de dos euros al día, como máximo, pero la oposición le recriminó que tuvo que enterarse por la prensa y por eso decidió aplazarse la votación del mismo. La excusa fue emplazar a todos los presentes a trabajar en el proyecto para que fuese una realidad cuanto antes.

Cuatro meses después lo único que existe es una promesa de buenas intenciones por parte del Ayuntamiento. El concejal y consejero de Reus Mobilitat i Serveis, Marc Arza, aseguraba ayer al Diari que «el proyecto se mantiene. Estamos trabajando en ello», aunque sin concretar nada más.

Mientras, las quejas de los usuarios de este solar, donde cada día aparcan centenares de coches, se suceden. Baches que obligan a circular con mucha precaución y que cuando llueve se convierten en grandes charcos, suciedad en los rincones más cercanos a la vegetación, desorden y caos a la hora de aparcar o falta de iluminación son las quejas más comunes. «Me da igual que nos hagan pagar 2 euros al día. Yo lo que quiero es que esto esté en condiciones, sobre todo que lo asfalte y que lo iluminen, porque de noche da miedo andar por aquí», se lamentaba ayer Isabel. Una demanda a la que se sumaba Raquel, especialmente en el tema de la iluminación. «Cuando salgo tarde del hospital no me gusta tener que venir a coger el coche porque no se ve nada y algún día me darán un susto»», explicaba. Otros, aunque coinciden en que el espacio tiene que adecentarse, no ven tan claro que tenga que pagarse por aparcar. «No veo bien que tengamos que pagar, aunque sólo sean dos euros, por aparcar. Bastante nos cobran en la zona azul. Además, al hospital no vienes por un capricho, sino por una necesidad», comentaba Ricardo.

Casi 400 plazas

El proyecto que en su día presentó el equipo de gobierno para ser aprobado por Reus Mobilitat i Serveis contemplaba un aparcamiento con 375 plazas y con la presencia de un vigilante, de 8 a 20 horas. La intervención urbanística estaba presupuestada en 675.000 euros (IVA incluido).

La propuesta de que el espacio fuese de pago, una vez remodelado, provocó las quejas de la Federació d’Associacions de Veïns de Reus (FAVR) y del comité de empresa del Hospital Sant Joan. Los primeros, aún estando a favor de la reforma del solar, consideraron prioritario que los ciudadanos no tengan que pagar por estacionar su vehículo cuando van al hospital. Por su parte, los trabajadores del hospital también se posicionaron a favor de que el nuevo aparcamiento exterior sea gratuito, recordando que el Ayuntamiento es el responsable de facilitar el acceso de los ciudadanos a la sanidad. También aseguraban que el hospital había eliminado las tarifas especiales «una situación que ha provocado que tengamos que aparcar en los alrededores».

Temas

Comentarios

Lea También