Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El reusense Jordi Vall estrena en México un musical con sello de Broadway

National Pastime rinde homenaje a los musicales de los años 30 del siglo XX y verá la luz este viernes en Guadalajara tras dos años de trabajo

Mònica Just

Whatsapp
El reusense Jordi Vall estrena en México un musical con sello de Broadway

El reusense Jordi Vall estrena en México un musical con sello de Broadway

Una comedia musical contemporánea. Una historia de líos que se remonta a la edad dorada de los musicales, los años 30 y 40 del siglo XX, y les rinde homenaje. Es la esencia de National Pastime, un proyecto en el que el dramaturgo reusense Jordi Vall lleva dos años sumergido. Una coproducción del reconocido productor, actor y director Mauricio Cedeño con Broadway Algonquin Theatre Producction. Y el reusense es director adjunto. Cedeño le propuso que se sumara a su aventura, y Vall asegura que «le estoy especialmente agradecido por la confianza que ha depositado en mí». La obra se estrena este viernes en la ciudad mexicana de Guadalajara, donde seguirá hasta el 8 de abril.

National Pastime es una comedia musical de medio formato escrita por Tony Sportiello con música de Albert Tapper, reconocido escritor y compositor. Ambos están radicados en Nueva York. Y la puesta en escena se desarrolla en el condado de Iowa, en 1933, cuando una estación de radio se halla en decadencia: menos audiencia y al borde del cierre.

El trabajo del reusense consiste en dirigir lo que ocurre alrededor de la escena principal, «que es un poco especial», explica. Y es que todos los actores están sobre el escenario, tengan escena o no. «Son prácticamente dos obras distintas y esto supone un gran reto para nosotros porque no sabemos qué efecto tendrá en el espectador», explica. Pero está entusiasmado y esperanzado. «Los que nos dedicamos a esto somos unos optimistas incurables. Nunca sabes si funcionará o no, pero la gracia está en arriscarse», añade. Está encantado. «El momento actual es muy dulce, tanto en el ámbito profesional como en el personal», explica. Se siente afortunado por haber podido trabajar de lo que siempre le ha apasionado y seguir aprendiendo en el camino. Quiere disfrutar del momento. «Todo es posible cuando aceptamos que somos eternos aprendices», dice.

Los inicios, en Nueva York

National Pastime se estrenó en el Baseball Hall of Fame de Cooperstown, Nueva York, en 2010. Originalmente fue concebida como una obra de un acto, pero añadió un segundo y consiguió un gran éxito. Después logró el apoyo necesario para ser una producción de Broadway. La propuesta mexicana arrancó hace dos años y este viernes se hace realidad en el Teatro Vivian Blumenthal de Guadalajara, donde conocerá al fin el efecto que tendrá en su público.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También