Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El reusense que ‘descubrió’ Hong Kong

Joan Giralt fue el primer español en inscribirse en el registro del Consulado de España en Hong Kong. Llegó en 1956 para trabajar como maitre en uno de sus hoteles más lujosos
Whatsapp
Fotografia actual de Joan Giralt, quien llegó a Hong Kong en el año 1956. Foto: ALBA MARINÉ

Fotografia actual de Joan Giralt, quien llegó a Hong Kong en el año 1956. Foto: ALBA MARINÉ

Inconformista, autodidacta, curioso, trotamundos, políglota... Todas estas palabras ayudan a describir a Joan Giralt Pere, que a sus 85 años de edad atesora una vida repleta de grandes vivencias y viajes (entre ellos ha concluido dos vueltas a mundo). Uno de los capítulos más llamativos es el que convierten a este reusense en uno de los primeros españoles que vivió en Hong Kong

La historia se remonta al año 1956. Por aquel entonces, Joan Giralt tenía 26 años y ya hacía seis que residía en Zúrich (Suiza). Allí llegó gracias a la determinación y ayuda económica de su familia. La decisión, subraya, también se cimentó por sus ganas de conocer mundo (era un gran lector de la prensa internacional) y cansado de la represión de la dictadura franquista. 

Desde su llegada a Zúrich se dedicó al sector de la hostelería. Tras unos años trabajando le surgió la oportunidad de ir a trabajar como maitre en uno de los hoteles más lujosos de Hong Kong. Una oportunidad que no dejó escapar. «Me dijeron que estaba chalado», recuerda, sin dejar de mencionar que el viaje hacia la ciudad asiática se alargó dos días en los que tuvo que coger varios aviones.

El consulado español no abrió su sede en Hong Kong hasta dos años después del registro de Giralt

Lo primero que hizo tras aterrizar fue recuperar todo el sueño acumulado y descansar. Una vez recobradas las fuerzas tocaba empezar el periodo de adaptación en su nuevo trabajo como maitre en el Península Hotel. Según cuenta, éste era el buque insignia de la compañía The Hongkong and Shanghai Hotels. Un complejo de gran lujo que le permitió conocer a reputadas personalidades del mundo del cine, la política o la realeza. También aprendió ha hablar distintos idiomas como el italiano, francés, alemán e inglés. Cabe recordar que en aquellos años, Hong Kong todavía era una colonia británica. 

Durante sus inicios en Hong Kong fue cuando preguntó por el Consulado de España. «Me dijeron que no existía. Que había una persona al frente como cónsul pero que era de nacionalidad portuguesa y venía una sola vez al mes desde Manila. Cuando contacté con él me dijo que era el primer español registrado como residente en Hong Kong». El consulado español no abriría una sede en la ciudad asiática hasta dos años después de su registro. De hecho, la presencia de españoles en la ciudad era menos que testimonial.

Imagen de Giralt de una entrevista publicada en el Semanario Reus en el año 1962. Foto: Semanario Reus

Su paso por Hong Kong no pasó desapercibido entonces. El 28 de julio de 1962 el Semanario de Reus publicaba una entrevista en la que explicaba todo lo que estaba viviendo en la ciudad asiática coincidiendo con una de sus esporádicas visitas a Reus. Por ejemplo, manifestaba que en Hong Kong vivía «intensamente» y que sólo residían cinco españoles más los cuales regentaban un restaurante que difundía la cultura del país. También afirmaba que los chinos eran «los seres más fantásticos que he conocido. Pulcros, correctos, honrados y sobrios». El artículo se acompañó con una fotografía de Joan Giralt en el interior del Península Hotel. 

Tras su paso por Hong Kong, también trabajó en el sector de la hostelería en distintos hoteles de lujo en Méjico y Jerusalén. Después acabó regresando a Zúrich donde empezó a trabajar en el sector de la banca en el Credit Suisse Group, donde ha estado 25 años ininterrumpidos antes de jubilarse. En estos momentos vive a caballo entre Suiza y Reus. 

Temas

Comentarios

Lea También