Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

'El té ayuda a la digestión, y además une a la gente'

María Cid Amorós, propietaria de Sirvent Tea House

Cristina Valls

Whatsapp
María, tras el escaparate de té y dulces. FOTO: ALBA MARINÉ

María, tras el escaparate de té y dulces. FOTO: ALBA MARINÉ

María Cid Amorós es una apasionada del mundo del té y hace ocho años que lidera la tienda Sirvent Tea House, ubicada en Raval de Santa Anna, 57. Aunque es natural de Tarragona, dice que le ha cogido ‘mucho cariño a la ciudad. Paseo mucho por sus calles’, dice. Según comenta, la cultura del té está en fase de crecimiento y representa un elemento de unión entre las personas.


- ¿Cómo es que se planteó abrir un negocio en Reus? - El local es de una amiga mía y sólo abría el local en época de turrones, a partir de noviembre. El resto del año lo tenía cerrado. Un día le planteé que quería abrir un local dedicado al té y ella encontró que el espacio de la tienda podía ser el más adecuado. Además, la tienda ya llevaba unos 15 años abierta con los turrones, no era algo abierto desde cero. Abrimos en plena crisis y estamos luchando. Lo bueno es que nos gusta.

- ¿Qué variedades de dulces tiene para estas fechas? - Tenemos turrones con una fórmula de elaboración muy antigua, de unos 50 años aproximadamente. Y cada año sacamos alguna novedad: tenemos los dulces de catanias, macadamias, suspiros, trufas, castañas confitadas y otras muchas delicatessen . La novedad de este año es la torta de jengibre y chocolate negro, y otra de cerezas con este mismo chocolate. Está teniendo mucho éxito. Veo que la gente se atreve mucho con las cosas nuevas y quieren experimentar. Los turrones ya los tienen en casa y, claro, quieren descubrir más gustos.

- Buscan encontrar lo nuevo , claro... - Y sorprender. Muchos se decantan por las bandejas de delicatessen , que es un detalle que les hace quedar bien como invitados y nunca llegar con las manos vacías. Tenemos cajas ya hechas con un poco de todo.

- ¿Cuál es el producto clásico que siempre se vende? - Sin duda el chocolate de Xixona. El de almendras y de yema, sobre todo. Además, aunque no se trate de un producto clásico, también hay novedades tan exóticas que nunca fallan en la compra de estas fiestas. Es el caso de las trufas de Chartreuse amarillo y verde. Se venden muy bien.

- La carta de dulces incluirá el mazapán. ¿Tiene tanto éxito como antes? - No tanto, la verdad. Ahora la gente se cuida mucho, y últimamente encuentran que no les conviene. Se vende, pero no es de los productos estrella. En cambio, en el caso de los barquillos es algo más cercano, que se incluye siempre en la típica cesta de Navidad.

- Por lo que respecta a la rama de los tés. ¿Con qué especialidades cuentan? - Tenemos una gran cantidad de variedades. La base principal és el té blanco (antioxidante), el amarillo, el verde (anticancerígeno), el oolong, el azul, el rojo (activa el hígado para poder digerir mejor las comidas) y el negro (para activar la energía por la mañana). A partir de aquí, se pueden hacer muchas variedades añadiéndoles toques afrutados y otras especias. También nos encontramos con la planta sudafricana Roiboos, que no tiene teína, pero sí calcio, magnesio y flúor.

- Que además está ahora en pleno auge... - Exacto. Es que incluso se lo pueden tomar los niños, es digestivo e incluso analgésico. Te ofrece todos los minerales que pierdes. Para las alergias y la garganta es muy calmante. Lo mejor del té, es que se puede tomar a cualquier hora.

- Tiene muchísimos beneficios... - Además hidrata, no deja de ser una forma de beber agua. Aun así, ha costado implantar cierta cultura de té aquí en España. Poco a poco la gente se va animando. Una vez lo prueban, y ven que les funciona, se atreven a seguir comprando.

- Exacto. - El té ayuda a la digestión, y además une a la gente, pues se ha convertido en muchas casas como un punto de reunión. Me han venido familias incluso que han elegido la variedad de té más adecuada para ellos, y de forma consensuada, porque tienen una hora fijada para tomar el té, ya llegada la noche. Además, lo bueno del té es que abriendo la lata y viendo cómo huele, ya puedes determinar si el sabor te acabará gustando o no.

Temas

  • REUS

Lea También