Más de Reus

El teléfono 116 111 ofrece información y apoyo en casos de acoso a menores

Hace tres meses, un juez condenó a Ensenyament a indemnizar a un alumno acosado

Whatsapp

La Generalitat de Catalunya, a través de los departamentos de Treball, Afers Socials i Famílies i de Ensenyament, reforzó a finales del año pasado el teléfono 116 111 Infància Respon con el objetivo de dar a conocer este servicio de apoyo a los menores acosados ?en las escuelas y en su entorno. El servicio pretende incidir, especialmente, en los casos de los acosos en centros educativo, de ciberacoso y otros malos tratos o abusos sexuales a niños y adolescentes. El Gobierno del España puso en marcja el pasado mes de noviembre el teléfono 900 018 018 con el mismo objetivo.

Con el refuerzo del teléfono 116 111, la Generalitat se pretende que el teléfono sea una herramienta en materia de protección de los niños y los adolescentes, útil para dar una respuesta efectiva a las comunicaciones de posibles malos tratos cometidos en un niño o adolescente en sus diversas modalidades: ciberacoso, violencia machista, abusos sexuales o violencia en el ámbito familiar, entre otros.

Los dos departamentos de la Generalitat involucrados reforzaron al mismo tiempo el circuito de atención, derivación e intervención para los casos de bullying comunicados al teléfono 116 111, que garantice la derivación especializada y la coordinación interinstitucional hacia los centros.

Los nueve primeros meses del año 2016, el teléfono 116 111 Infància Respon atendió 10.265 llamadas, la mayor parte de profesionales, padres y madres.


Un antecedente
En referencia al acoso escolar, cabe recordar que el pasado mes de noviembre, el Juzgado contencioso administrativo número 2 de Tarragona condenó al Departament d’Ensenyament a indemnizar con 3.820 euros a la familia de un alumno de la escuela Plan de Mar de Coma-ruga, en El Vendrell, que fue víctima de acoso escolar. El juez considera que la escuela no respondió a las constantes alertas de la madre del menor, y asegura que « no se adoptaron todas las medidas que hubieran sido deseables «, como la intervención del psicólogo del centro o la activación de un protocolo especial contra el acoso escolar. En este sentido, el magistrado afirma que «no hay duda» de la relación de causalidad entre la falta de actuación y las lesiones traumáticas del niño.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También